Menú Buscar
Fachada de la Diputación de Barcelona, donde hasta el mes pasado gobernaba el independentismo / CG

El ‘ecologismo fake’ de los coches de la Diputación

Los seis vehículos con motor de gas se ven obligados a utilizar gasolina en la mayoría de trayectos debido a la ausencia de instalaciones donde poder cargar ese combustible

14.04.2019 00:00 h.
3 min

En ocasiones, la contribución de las instituciones al cuidado del medio ambiente supone luchar contra los elementos. Dicho de otra manera, las administraciones intentan dar ejemplo de sostenibilidad, pero chocan con notables obstáculos. Esto es lo que sucede en la Diputación de Barcelona, que dispone de vehículos ecológicos que funcionan a medio gas. Nunca mejor dicho.

El ente supramunicipal dispone de seis coches, cuatro con motor de gas natural comprimido y dos de gas natural licuado, en régimen de arrendamiento. Sin embargo, fuentes internas de la Diputación explican a Crónica Global que, durante la mayor parte del tiempo, estos vehículos funcionan con gasolina. El motivo es la escasez de instalaciones donde poder cargar el gas.

coche gas

Coche con GLP (gases licuado de petroleo) conocido también como AutoGAS / CG

Portavoces de la Diputación admiten la existencia de estos problemas, pero niegan que siempre se utilice la gasolina. Explican que estos vehículos salen del parque móvil cargados con gas y que el problema “se produce cuando hay que realizar grandes trayectos por el territorio porque, efectivamente, faltan estaciones de gas y entonces hay que recurrir al combustible tradicional”.

Las administraciones se esfuerzan, sí. También la Generalitat, que aprovecha la renovación de su flota para incorporar nuevos vehículos ecológicos, aunque admite que el porcentaje de ellos es todavía escaso.

Nueva licitación en el Govern

Según informa el Govern, la Comisión Central de Suministros (CCS) está preparando una nueva licitación, mediante procedimiento abierto, de suministro de vehículos en modalidad de arrendamiento sin opción de compra, para 2019. Está previsto que, del total de esa nueva flota, un 10% sean coches eléctricos; un 40%, híbridos; un 20%, térmicos y un 30%, GLP (gas licuado de petróleo), según explica el vicepresidente económico, Pere Aragonès, en respuesta a una pregunta parlamentaria formulada por el diputado del PSC Jordi Terrades.

Los vehículos de uso específico (Bomberos, Mossos d’Esquadra, quitanieves, forestales, biodiversidad…) son licitados directamente por cada consejería.

coches electricos

Estas cifras de previsión suponen un aumento respecto a 2018. Del total de coches del Govern renovados el año pasado, 314, solo 8 eran híbridos (2,5%) y 4 son eléctricos (1,2%). El departamento que, dentro de esas cifras ínfimas, se mostraba más sensible es la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), con dos vehículos eléctricos. Ferrocarriles de la Generalitat de Cataluña (FGC) tiene otros dos. FGC usa, además, cinco coches híbridos, mientras que Infraestructures.cat utiliza dos y el Instituto Cartográfico y Geológico de Cataluña, uno. 

En 2016, de los 964 vehículos renovados, solo dos eran eléctricos.