Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Centre de Recerca Matematica, situado en la UAB y cuyos trabajadores sufren precariedad laboral, según la Sindicatura de Cuentas / CG

Dura crítica de la Sindicatura de Cuentas por la precariedad laboral de los investigadores

El órgano fiscalizador denuncia en un informe que los trabajadores del Centre de Recerca Matemàtica, en el que participa la Generalitat, carece de convenio propio y de tablas retributivas

4 min

La Sindicatura de Cuentas, órgano encargado de fiscalizar las cuentas de las empresas y entidades dependientes de las administraciones públicas catalanas,  ha publicado un informe en el que evidencia la precariedad laboral que sufren los investigadores catalanes. Tal como ha publicado Crónica Global, hace cuatro años que la Dirección General de Relaciones Laborales, negocia con los representantes de los investigadores catalanes, que malviven con contratos temporales, la regulación laboral de este sector.

La ausencia de un convenio laboral provoca que haya tantos salarios como investigadores y que, en algunos casos, un profesional cobre el triple que otro por hacer la misma labor. CCOO y UGT, sindicatos mayoritarios en el sector, han denunciado en varias ocasiones el abuso de los contratos temporales encadenados durante 6, 10 y 15 años.

Un ejemplo de esa situación es el Centre de Recerca Matemàtica (CRM), objeto del análisis de la Sindicatura de Cuentas, que ha fiscalizado los gastos, las inversiones y el endeudamiento de este centro, integrado por la Generalitat, el Institut d’Estudis Catalans (IEC) y la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB).

Sin convenio colectivo

El CRM se dedica a la investigación y formación avanzada en el ámbito de las matemáticas, mediante la colaboración y las sinergias con las universidades y las instituciones de investigación de Cataluña. La Sindicatura denuncia que, en 2017, el CRM no disponía de convenio propio y no estaba adscrito a ningún convenio colectivo. “Aplicaba a los investigadores y colaboradores el convenio del personal docente e investigador de las universidades públicas catalanas”. Para los trabajadores antiguos, también aplicaba el convenio colectivo de ámbito estatal para los centros de educación e investigación, aunque estos convenios no son de aplicación a los consorcios públicos”.

El órgano fiscalizador también indica que el centro “no tenía una relación de puestos de trabajo o un instrumento equivalente de ordenación de los recursos formalmente aprobado por el Consejo de Dirección. Tampoco aprobó una oferta pública de ocupación ni ningún otro instrumento interno para la gestión de la provisión de plazas necesarias de personal”.

Sin régimen retributivo

Asimismo, el Consejo de Dirección “no había aprobado el régimen retributivo del personal ni el documento con las tipologías de personal investigador, formas de contratación y sistema de evaluación. El CRM no tenía tablas salariales aprobadas, ni normativa sobre los derechos de propiedad intelectual, derechos de explotación industrial y comercial de los resultados de la investigación ni tampoco sobre overheads y retribuciones con cargo a proyectos, convenios, ayudas o contratos con financiación externa”

El CRM, añade la Sindicatura, no tenía un procedimiento aprobado para la selección de personal. En uno de los dos expedientes revisados por la Sindicatura, no se hizo el procedimiento de selección”.

En marzo de 2020 el Portal de la transparencia del CRM no incluía la información referida a personal prevista en los artículos 8 y 9 de la Ley 19/2014, del 29 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno.