Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dolors Bassa en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

Dolors Bassa lamenta no poder jubilarse antes tras ser indultada por el 'procés'

La 'exconsellera' se queja de que, al no poder cobrar de la Generalitat por estar inhabilitada, no podrá retirarse con 62 años: "Tengo que buscar un trabajo"

3 min

Dolors Bassa lamenta no poder jubilarse de forma anticipada como tenía previsto después de haber sido indultada por el Gobierno de la pena de 12 años de prisión por el procés independentista. La exconsellera durante el mandato del prófugo Carles Puigdemont se queja de que la inhabilitación que pende sobre ella durante ese mismo período le impide seguir cobrando de la Generalitat, razón por la cual ahora tiene que buscarse un empleo y "trabajar más años".

Así ha explicado la propia Bassa su situación laboral en una entrevista al digital Vilaweb: "Aquello que tenía pensado no lo podré hacer. Si hubiera podido volver a la escuela donde trabajaba, me hubiera podido jubilar dentro de un año. En las escuelas, lo puedes hacer con 60 ó 62 años, pero no podrá ser. Trabajaba para una escuela concertada, y con la inhabilitación no puedo volver, porque el sueldo de los maestros los pagaba la Generalitat", explica.

La exconsellera, de 62 años, añade que, a causa de ello, ahora "tengo que buscar un trabajo". Según explica, durante la etapa en que pudo beneficiarse del artículo 100.2 del Régimen Penitenciario de Cataluña, trabajó como técnica en una fundación de su pueblo --Torroella de Montgrí--. "Esto lo podría hacer, pero no me permitiría jubilarme como hubiera querido. Tendré que trabajar muchos más años que los que tenía pensados. De momento, me he dado dos meses para acabar de decidir por dónde pasa mi futuro. Pero, lo reconozco, me querría jubilar cuanto antes, mejor. Me gustaría disfrutar sin estar pendiente de un horario o un trabajo concreto", agrega.

"Nadie me vino a defender"

Bassa, por otra parte, se muestra dolida por las críticas recibidas desde el secesionismo por la gestión de los dirigentes del procés tras el referéndum ilegal del 1-O y la declaración unilateral de independencia de octubre de 2017: "Recuerdo que cuando salimos por primera vez, me dijeron que que no lo defendimos bastante. ¿Pero quién me vino a defender en el momento en que nos vinieron a detener? ¿Cuánta gente había delante de mi casa?"

La exconsellera, asimismo, apunta que el 1-O "lo hicimos tan bien como supimos. Evidentemente ahora, sabiendo todo lo que pasó, quizá haríamos las cosas diferentes. Lo haríamos mejor", apunta. Y reconoce que no se esperaba que pudiera ser condenada a 12 años de prisión e inhabilitación.