Menú Buscar
Operación Chamartín (XXIV): por qué no se aprueba ya

Distrito Castellana Norte se levanta de la mesa de debate de Ahora Madrid

Fuentes de la promotora del proyecto señalan que "necesitan respuestas para seguir avanzando" y que "no las están teniendo"

Redacción
3 min
Distrito Castellana Norte ha decidido levantarse de la tercera mesa de debate organizada por el Ayuntamiento de Madrid para analizar la viabilidad de la Operación Chamartín, donde está previsto que se aborden los modelos de planteamiento y gestión.

Fuentes de la promotora del proyecto, controlada por BBVA y Grupo San José, han señalado que "necesitan respuestas para seguir avanzando" y que "no las están teniendo", por lo que han decidido no asistir a este tercer encuentro, al que acuden también asociaciones de vecinos, partidos políticos y el propio concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo.

Hace semanas que Distrito Castellana Norte venía denunciando que estas mesas se estaban celebrando al margen de los procesos administrativos, lo que estaba generando inquietud porque desconocen la vinculación que el resultado de las mismas puede tener con el proyecto, lo que les genera una indefensión de cara al planteamiento del mismo.

El Consistorio quiere reducir la construcción

Calvo viene reiterando desde que se iniciaron las mesas, a finales del pasado mes de noviembre, que el ayuntamiento quiere dar a la Operación Chamartín una solución "integral y racional". Su planteamiento se fundamentaría en reducir la superficie de edificación sin mermar la rentabilidad de la empresa.

El consistorio ha explicado que el plan general contemplaba una edificabilidad para el ámbito de 0,6 metro cuadrado edificable por cada metro cuadrado de superficie y que luego se sube a 1,5 metros edificables, pasando así de 1,8 millones de metros cuadrados de volumen total de la operación construidos a 3,6 millones, lo que supone duplicar la ocupación prevista.

Utilizando una "metáfora edificatoria", el delegado de Urbanismo ha indicado que la nueva edificabilidad prevista asciende "significativamente hasta el punto de que se estaría hablando de que estos 3,6 millones de metros cuadrados se traduce en 50 torres como las de la ciudad deportiva del Bernabéu".

Entiende Calvo que este modelo urbano "no es sostenible ni razonable", añadiendo que también se quiere revisar el coste de las infraestructuras con el Ministerio de Fomento (nudo norte y soterramiento de las vías) con una "losa" de 900 millones.

Abiertos a modificar el proyecto

Por su parte, el presidente de Distrito Castellana Norte, Antonio Béjar, ha afirmado también en otras ocasiones que la sociedad no es "maximalista" en sus planteamientos respecto al plan parcial en la zona y tiene una actitud "flexible" a la hora de introducir posibles modificaciones al proyecto.

La semana pasada, como ya se informó desde Crónica Global, Distrito Castellana Norte hizo público un sondeo vecinal que recogía que el 78% de los madrileños apoya el proyecto mientras que el 83% de los vecinos de los barrios cercanos tienen una opinión 'buena' o 'muy buena' sobre el mismo.