Menú Buscar
Vista del Puerto Olímpico de Barcelona, que expulsará a las discotecas / CG

Colau expulsará las discotecas del Port Olímpic en dos años

El gobierno de BComú transformará la dársena deportiva en una zona "dedicada al mar y a la náutica" en un lavado de cara de 39 millones

06.02.2018 12:30 h. Actualizado: 06.02.2018 12:32 h.
3 min

El Ayuntamiento de Barcelona liquidará las discotecas del Puerto Olímpico en 2020. El gobierno municipal de BComú ha presentado hoy, martes 6 de febrero, un plan maestro para transformar la dársena en una zona familiar "dedicada al mar y a la náutica asequible para todos".

El lavado de cara de la zona, que estará completo en 2022, incluirá la desaparición forzosa de 24 clubes de ocio nocturno y el mantenimiento de la oferta gastronómica actual, de la que el consistorio "velará por la calidad".

"Dedicado al mar"

Según ha informado hoy el Ejecutivo local, la intervención en el Puerto Olímpico proyecta "más zonas de paseo, más conexiones, reordenación de las terrazas, estacionamiento y tráfico, mejoras en la infraestructura y gestión de residuos".

Asimismo, el Ayuntamiento contempla la construcción un Centro de Deportes Náuticos, la ampliación del Centro de Vela y un espacio de "divulgación del mar".

"Diecisiete expedientes" y un precinto

La hoja de ruta, que regirá en el espacio durante 25 años a partir de 2022 --lo que dure la concesión-- la pilotará el propio consistorio. El embellecimiento de la zona conllevará la desaparición de cerca de 400 plazas de estacionamiento y de una cincuentena de amarres.

El mayor cambio, no obstante, será la desaparición de las icónicas y problemáticas discotecas del puerto. "Hay locales con reiteradas denuncias por ruido o sobreaforo, hasta diecisiete en algún caso, y un local precintado", ha recordado el Ejecutivo local.

39 millones de euros

La propuesta municipal, presupuestada en 39 millones que "se recuperarán con la explotación de la concesión", ha sido consensuada con el Gremio de Restauración y los bufés de la zona, las agrupaciones de vecinos y los operadores deportivos y de deportes náuticos.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha valorado que el plan significa "la recuperación de la zona para la ciudadanía". Según ella, desde que se abrió el Puerto Olímpico en 1992, "algunos usos han sido conflictivos".