Menú Buscar
El líder de ERC, Oriol Junqueras, en prisión provisional por el 'procés', promete su cargo durante la sesión constitutiva de las nuevas Cortes Generales / EFE

Los diputados en prisión prometen como "presos políticos" y Rivera se enerva

ERC y JxCAT crispan a los grupos de la oposición en el Parlamento con su insólita fórmula para acatar la Constitución

21.05.2019 15:26 h.
5 min

Como si de un anticipo de los próximos cuatro años se tratase, este martes se ha vislumbrado un escenario de tensiones y momentos de tirantez durante la sesión constitutiva del Congreso, que da inicio a la XIII Legislatura, principalmente cuando los 350 diputados electos han procedido a prometer o jurar su cargo. La recién nombrada presidenta de la Cámara Baja, Meritxell Batet, se ha visto obligada a intervenir en varias ocasiones para aplacar el comportamiento de los parlamentarios: “Vamos a continuar con el procedimiento de acatamiento de la Constitución”.

Por encima de todos los demás, todas las miradas estaban puestas sobre los cuatro presos del procés que resultaron elegidos en las elecciones generales del pasado 28 de abril y que durante la sesión han oficializado su condición de diputados. En el caso del líder de ERC, Oriol Junqueras, ha prometido acatar la Constitución “desde el compromiso republicano, como preso político y por imperativo legal”, lo que ha generado pataleos y golpes en la mesa desde las filas del PP, Ciudadanos y VOX. Otros han vociferado “por la libertad de los presos políticos”.

“Insulto al decoro”

Tal ha sido la indignación del portavoz de C’s, Albert Rivera que, una vez todos han tomado posesión, ha pedido el turno de palabra para lamentar que se haya “insultado al decoro” y “pisoteado la unidad de España” permitiendo que se hable “de presos políticos”, motivo por el que ha instado a Batet a que “actúe”: "España es una democracia, aquí no hay presos políticos, hay una democracia. No lo lograrán”.

Rivera, sin embargo, ha recibido una contundente respuesta por parte de la presidenta del Congreso: “Todas las formas han sido respetuosas con el reglamento de la Cámara y con la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. No se ha mermado la esencia del acatamiento, que es el compromiso de respeto a la Constitución”. Y ha avanzado que “esta presidencia se ejercerá para velar por el respeto constitucional, a la Ley y al otro”.

Promesas en catalán

Respecto al resto de fórmulas empleadas por los demás parlamentarios, los diputados de Junts per Catalunya han optado por hacerlo en catalán: “Ho prometo per imperatiu legal amb lleialtat al mandat democràtic de l'1 d'octubre i al poble de Catalunya”. Mientras, desde ERC se escucha un “por la libertad de los presos de Cataluña” y “no pasarán”. 

Esto ha provocado numerosos abucheos y el golpeo de los escaños, que también se han producido cuando alguno de los parlamentarios vascos ha pronunciado su promesa en euskera. El ruido que generan dificulta incluso que se escuchen las palabras empleadas por otros diputados.

Durante estos momentos de tensión, Rivera ha intentado infructuosamente intervenir para protestar por las continuar menciones a los “presos políticos”, pero Batet ha eludido interrumpir las tomas de posesión.

Vox jura por España y con el puño en alto

Por su parte, Podemos e IU han optado por prometer su cargo “por la democracia y los derechos sociales”. Así lo ha hecho su líder, Pablo Iglesias, quien a ello ha añadido su promesa de acatar la Ley “por España”. La fórmula de IU: "Por la democracia y la república, prometo". 

En contraste con todos ellos, el primer parlamentario que ha proferido su acatamiento, el presidente de Vox, Santiago Abascal, ha jurado su cargo y lo ha hecho “por España”. Algunos de los 24 miembros de la formación ha jurado incluso con el puño en alto. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información