Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carles Castillo, diputado del PSC que ha roto el carnet del partido / PSC

Un diputado del PSC rompe su carnet por la "deriva" del partido

Carles Castillo, líder de la corriente crítica Juliol del 78, fue el primer cargo socialista que visitó a uno de los condenados por el 1-O en prisión

4 min

Rompe el carnet de militante, pero conserva su escaño en el Parlament. Así lo ha anunciado el diputado del PSC Carles Castillo, líder de la corriente crítica Juliol del 78 y primer cargo socialista que visitó a un dirigente independentista en prisión. Fue el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras (ERC) en abril de 2018

Según ha avanzado Efe, Castillo ha enviado este martes una misiva a la dirección del partido y a su líder, Miquel Iceta, así como al ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la que comunica que “con mucha tristeza” pide oficialmente su baja como militante al “no poder entender ni compartir” la postura de los socialistas en diversas cuestiones. 

"Monarquía corrupta"

Entre ellas, expone su desacuerdo con que el PSOE "apoye" a una monarquía "corrupta" mientras sostiene que tiene "alma republicana". También lamenta el "complejo" de los socialistas catalanes porque algunos cargos de la formación --como él-- visitasen a los políticos independentistas condenados por el referéndum ilegal.

Eso sí, aunque rompe su carnet de socialista, la intención del político es mantener su escaño en la Cámara catalana como diputado no adscrito por Tarragona. Indica que lo dejará en próximas semanas, pero por ahora se mantiene dentro del grupo parlamentario del PSC como independiente. Fuentes del partido, que le han agradecido su trabajo, dan "relativa importancia" a la permanencia del críticos en el Parlament ante la proximidad de las elecciones catalanas.

"Catalanista y federalista"

Castillo lidera desde hace dos años la corriente crítica Juliol del 78, un sector interno del PSC que nació con un perfil “catalanista, federalista y marcadamente de izquierdas” y que desde su inicio se mostró muy crítico con la dirección. Uno de los motivos de discrepancia era la aproximación de Miquel Iceta a Societat Civil de Cataluña (SCC) --el primer secretario del partido participó en algunas manifestaciones organizadas por esta entidad--, aunque se da la circunstancia de que Castillo intervino en un acto de SCC en Tarragona en septiembre de 2014.

En su carta a la formación, sostiene que tras 27 años de militancia, desde hace un tiempo constata que las diferencias entre su "propia línea de pensamiento y la oficial del partido se han hecho cada vez más grandes y más profundas". Explica que no se siente así con "la mayoría de la militancia de base", otro de los misiles directos a la gestión de Iceta e Illa.

Despedida

Critica que en el ámbito estatal el PSOE no haya acabado ya "con la indigna reforma laboral perpetrada por el PP", ni la conocida como Ley Mordaza. En cuanto a Cataluña, señala que no entiende "por qué hay tanto complejo o incapacidad en la dirección", y tampoco como en Tarragona, después de haber estado gobernando más de una década, la formación que hoy abandona se ha dedicado a "hacer campañas en negativo de todo lo que se hace en la ciudad". 

Por todo ello, se aparta "completamente" del partido "con mucha tristeza". "Ha sido un orgullo y un honor poderos representar en el Ayuntamiento de Tarragona y en el Parlament. Gracias por haberlo permitido escogiéndome. Buen camino tengáis”, culmina Castillo su texto.

Destacadas en Política