Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Diputació destinará 1 millón de euros anuales a la instalación de cajeros automáticos / DIPUTACIÓ DE BARCELONA

La Diputació de Barcelona se compromete a instalar cajeros automáticos en 60 municipios pequeños

Más de una tercera parte de los pueblos con menos de 5.000 habitantes de la demarcación no disponen de ninguna máquina donde poder sacar dinero

3 min

La Diputació de Barcelona ha anunciado que instalará cajeros automáticos en 60 municipios de hasta 5.000 habitantes de la demarcación. La corporación calcula que más de un centenar de pueblos no disponen de ningún cajero donde poder retirar dinero o realizar otras operaciones como consecuencia del creciente cierre de oficinas bancarias en los últimos años.

El diputado de Innovación, Gobiernos Locales y Cohesión Territorial, Josep Arimany, ha asegurado que se destinará un millón de euros anuales a financiar la instalación de cajeros automáticos para poner poner fin a este “problema” que afecta a muchos municipios en comarcas como el Berguedà, Osona, Bages y el Penedès.

El proyecto va dirigido especialmente a las personas mayores, que, por falta de familiaridad con las tecnologías o de autonomía, se ven privadas de numerosos servicios bancarios que se han dejado de prestar con el cierre de oficinas.

“Seremos exigentes con los bancos”

En las próximas semanas, la Diputació iniciará el proceso de licitación con diferentes entidades bancarias que permitirá llevar a cabo la ejecución de las instalaciones en cada uno de los municipios que soliciten disponer de este servicio.

Arimany ha asegurado que la Diputació será “muy exigente” con las entidades que quieran formar parte del proyecto y que establecerá una serie de condiciones para asegurar que el usuario salga beneficiado. Entre otras cosas, exigirá que las comisiones no sean altas y que exista una “tutorización” o asistencia al ciudadano en su uso. Además, las entidades deberán firmar un contrato de mínimo cuatro o cinco años, ha explicado.

Pluralidad de funciones

El diputado ha señalado que la corporación está trabajando para que los cajeros automáticos no sólo permitan retirar dinero en efectivo, sino que también puedan realizar otras funciones como facilitar información de interés o turística del municipio.

La Diputació de Barcelona, que asumió este mismo proyecto desde el inicio de su mandato, prevé que pueda estar ejecutado a finales de este año o principios de 2023.