Menú Buscar
El consejero de Acción Exterior, Alfred Bosch, responsable de la diplomacia catalana, en Nueva York / GENCAT

Así engaña la diplomacia catalana al Ministerio de Exteriores

‘Crónica Global’ ha tenido acceso a las comunicaciones entre gobiernos: la Generalitat no informa de los motivos reales de sus viajes, mientras que el Ejecutivo español no da ninguna directriz

02.12.2019 00:00 h. Actualizado: 01.12.2019 21:57 h.
5 min

La diplomacia catalana está en el punto de mira del Ministerio de Exteriores. El Govern lo sabe y, por eso, utiliza sus artimañas para soslayar posibles vetos a su labor internacional. Crónica Global ha tenido acceso a las comunicaciones de los viajes oficiales del consejero de Acción Exterior, Alfred Bosch, donde se oculta al Gobierno español motivos y alcances de los mismos.

Los miembros de los gobiernos autonómicos tienen obligación de informar de sus viajes oficiales al Ministerio cuando éstos son extracomunitarios. A pesar del conflicto independentista y de las reiteradas impugnaciones judiciales que el Ejecutivo español ha presentado con la finalidad de neutralizar la propaganda internacional de los dirigentes secesionistas, el Ministerio “no realiza ninguna recomendación sobre la adecuación de esos viajes a las directrices, fines y objetivos de la política exterior fijada por el Gobierno de España”, informa la consejería.

comunicado ny
 
comunicado estados unidos
Comunicados del viaje del consejero Alfred Bosch a Nueva York

Viajes a Nueva York y México

El pasado julio, Bosch se desplazó a Nueva York. Según el comunicado enviado al Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, el objetivo oficial era participar en el Local & Regional Governments Day, en jornada que se enmarcaba en la High-level Political Forum on Sustainable Development celebrado en la ONU para abordar temas como educación, crecimiento inclusivo, reducción de las desigualdades, cambio climático y paz, y justicia.

“Todos los encuentros son en relación con las Naciones Unidas”, explica la Generalitat en su comunicación al Ministerio. Sin embargo, el consejero tenía una misión: explicar que “el conflicto existente entre Cataluña y España” y hacer referencia “a los políticos catalanes en la cárcel y en el exilio para organizar un referéndum”.

bosch mexico borrell
Alfred Bosch, y la secretaria de Acción Exterior, Mireia Borrell, con el presidente de la Comisión de Exteriores del Congreso mexicano, Alfredo Femat / GENCAT

Un mes antes, el consejero se desplazó a México, por lo que también tuvo que informar al Ministerio. Visitar el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y el Orfeó Català de Méxic formaban parte de su agenda, pero el objetivo final era anunciar la apertura de una delegación y asegurar que “la conquista y la colonización introdujeron una discriminación y una marginación” en ese país.

Suspensión cautelar del TSJC

El pasado miércoles, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) suspendió cautelarmente esa “embajada”, así como la de Argentina y Túnez en lo que Bosch calificó como “uno de los peores ataques al autogobierno de Cataluña desde el 155”.

mexico comunicado
Comunicado de la Consejería de Acción Exterior al Ministerio sobre su viaje a México

En este caso, la comitiva comunicada estaba formada por el consejero Bosch; el jefe de Gabinete del consejero, Carles García; la adjunta al jefe de Gabinete del consejero, Elisabet Nebreda, y la jefa de prensa internacional, Helle Kettner. No se incluyó la presencia de la secretaria de Acción exterior y de la UE, Mireia Borrell, aunque las fotografías y comunicados de la Generalitat demuestran que también se desplazó a México. La diputada de Ciudadanos, Susana Beltrán, ha preguntado sobre los motivos de esa exclusión de la lista oficial. Denuncia la parlamentaria la “opacidad desleal” que envuelve la diplomacia catalana, pues cuatro meses después de aquel viaje de Bosch a Nueva York “todavía desconocemos su coste. El portal de la transparencia no lo registra, aunque después se han realizado otros viajes que sí han sido registrados”.

"Una tomadura de pelo para los catalanes"

Beltran se queja de las dificultades que la oposición tiene para obtener información sobre “unos viajes que pagamos entre todos, por lo que e suna tomadura de pelo para los catalanes”, lo que se une a la negativa de los responsables de esa acción exterior a comparecer en el Parlament para explicar sus actividades.

Curiosamente, Bosch es consejero de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat. “Me preguntó para qué sirve ese departamento de Relaciones Institucionales, porque la negativa a informar a quienes tenemos obligación de hacer control del gobierno es constante”.