Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Albert Royo Mariné dirigía el Diplocat, el consorcio cuyas dependencias en Barcelona hoy ha registrado la Guardia Civil / CG

Los 'sueldazos' del Diplocat

El consorcio que investiga la Guardia Civil por el referéndum del 1-O en Cataluña pagaba hasta 81.000 euros a su personal

2 min

Son los 'sueldazos' del Diplocat, el consorcio cuyas dependencias en Barcelona está registrando la Guardia Civil hoy jueves, 12 de abril, por presunta malversación por el referéndum ilegal de secesión el 1-O en Cataluña. El ente de internacionalización de la independencia de Cataluña pagaba salarios de hasta 81.000 a su personal, pese a los escasos resultados en materia exterior que cosechó.

Albert Royo Mariné, secretario general del Diplocat, percibía unos emolumentos de 81.395,72 euros al año por dirigir el organismo. La percepción económica del jefe de la diplomacia catalana estaba en el rango alto del aparato de exteriores de la Generalitat de Cataluña, junto con la del propio exconseller, Raül Romeva, que se llevaba 110.759,94 euros. Otras tres personas, Aleix Villatoro (secretario general de Asuntos Exteriores), Maria Badia (secretaria de Asuntos Exteriores y Unión Europea) y Jordi Foz (secretario de Transparencia y Gobierno Abierto) se embolsaban 85.769,10 euros al año cada uno.

Trece personas y 700.000 euros al año

En el seno del Diplocat, los salarios eran un tanto menos elevados, pero muy superiores a los de un trabajador o funcionario autonómico convencional. Según avanzó OkDiario, los trece empleados del organismo cuyas oficinas registra hoy la Guardia Civil estaban retribuidos con un monto que alcanzaba los 700.000 euros al año.

A esa cifra se le deben sumar otros 500.000 euros anuales en "indemnizaciones por razón de servicio" y 180.000 euros en dietas de los altos cargos.

Sueldos de 66.000 euros

Un total de nueve titulados superiores del Diplocat percibían unos 66.000 euros cada uno, según la tabla de retribuciones de la Generalitat de Cataluña.

Tres funcionarios más del organismo cuya sede central en la Casa de les Punxes de Barcelona registra hoy la Guardia Civil, que busca pruebas de malversación de fondos con los pagos a observadores internacionales para el referéndum del 1-O en Cataluña, se llevaban 25.000 euros al año, ya que cuyo cargo correspondía al nivel retributivo C.

Destacadas en Política