Menú Buscar
Dionís Guiteras (ERC), alcalde de Moià, ha protagonizado sonadas polémicas / CG

Todas las polémicas de Dionís Guiteras (ERC), alcalde de Moià

El munícipe y diputado en el Parlament fue condenado a pagar las deudas municipales de su bolsillo, trató de mandar a la policía antes del 1-O y creó una comarca nueva

17.01.2018 00:00 h.
3 min

Todas las polémicas de Dionís Guiteras, el alcalde de Moià (ERC) que amenaza con sancionar una policía local por pedir un chaleco antibalas para patrullar. El munícipe, diputado en el Parlament y vicepresidente de la Diputación de Barcelona no es ajeno a los focos públicos.

Fue condenado en 2012 a pagar las deudas municipales del consistorio de su propio bolsillo. Moià, después, fue el primer pueblo de España que se declaró en quiebra, con obligaciones que alcanzaban los 25 millones ante un presupuesto anual de siete.

Finalmente, la Generalitat avanzó efectivo al gobierno municipal para enjugar parte de la deuda.

Un referéndum para una nueva comarca

Pese al abultado pasivo que carga su municipio, Guiteras no dudó en encabezar una campaña para crear una nueva comarca en Cataluña: el Moianès.

La división administrativa cobró forma tras una consulta popular celebrada en 2015 en la que participó el 47,38% del censo electoral. El 80% de las papeletas fueron a favor del sí.

El territorio nació legalmente el 15 de abril de 2015, cuando el Parlamento catalán aprobó la creación del Moianès. La comarca cuenta con diez municipios, cuarenta kilómetros cuadrados y apenas 13.000 habitantes.

Ordenó reponer los carteles del 1-O

Más recientemente, el munícipe tuvo un primer encontronazo serio con la justicia cuando ordenó a la policía local reponer en su ubicación original unos carteles en favor del referéndum ilegal de secesión del 1 de octubre en Cataluña.

Los agentes los habían retirado el 19 de septiembre en cumplimiento de una providencia del Tribunal Constitucional (TC). 

El juzgado contencioso administrativo número 2 de Barcelona anuló la orden dos días después. Tras el episodio, la Fiscalía General del Estado citó a declarar al alcalde por presuntos delitos de desobediencia, coacciones y amenazas.

Guiteras explicó su versión en los juzgados de Manresa el 5 de octubre del año pasado. Se presentó sin abogado, no respondió a las preguntas del ministerio público y valoró que el procedimiento "era una pérdida de tiempo".