Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Amand Calderó, secretario de Medidas Penales de la Generalitat / EFE

Dimite un responsable de prisiones de la Generalitat tras un mes con Ciuró como 'consellera'

Amand Calderó, secretario de medidas penales, deja el cargo en una decisión valorada por UGT, que reclama como sustituto a "una figura de consenso con el aval de los profesionales"

4 min

Amand Calderó, secretario de Medidas Penales y responsable de prisiones de la Generalitat en los últimos cinco años en que ERC dirigió el Departamento de Justicia, ha dimitido este martes, al mes y medio del nombramiento de la posconvergente Lourdes Ciuró (JxCat) como consellera.

Calderó ha decidido abandonar su cargo una semana después de que la consellera nombrara como nuevo director general de Asuntos Penitenciarios --y, por lo tanto, número dos del secretario-- al mosso César Galván, que ha sido cuestionado por los sindicatos por su falta de experiencia en el sector, según han informado a Efe fuentes cercanas al Govern. 

Discrepancias

Días atrás, la consellera se había reunido con representantes de los sindicatos de funcionarios de prisiones, a los que anunció su propósito de recuperar la figura del director general de Asuntos Penitenciarios, en un primer encuentro en el que no contó con Amand Calderó.

La dimisión de Calderó, que fue el responsable de gestionar el itinerario penitenciario de los presos del procés, llega después de que los líderes secesionistas condenados por sedición hayan abandonado definitivamente la cárcel tras ser indultados por el Gobierno.

Lustro convulso

Fuentes de la Consejería de Justicia han explicado a Efe que el hasta ahora secretario de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima ha justificado su dimisión en la voluntad de abrir una nueva etapa profesional, tras unos años complicados al frente de los servicios penitenciarios. 

Como responsable del área penitenciaria de la Generalitat, Calderó dirigió el cierre de la antigua cárcel Modelo de Barcelona y la gestión penitenciaria de los presos del procés, a los que tras una etapa inicial en segundo grado, concedió el 100.2 --que les permitía salir a trabajar-- y finalmente el régimen abierto que acabó revocando el Supremo.

Potenció el tercer grado

Asimismo, en las prisiones aprobó la instalación de cámaras de videovigilancia en los puntos oscuros de los recintos y formación en derechos humanos para los funcionarios, limitó las contenciones mecánicas, aprobó un programa para la prevención de suicidios y potenció el tercer grado entre los internos, que pasaron del 21% en 2016 al 29% en 2021.

La dimisión de Calderó llega después de que el domingo se encontrara sin vida a una joven de 19 años presa en el centro penitenciario de Brians 1 en Sant Esteve Sesrovires, y que fue la tercera muerte en una cárcel catalana en los últimos 10 días.

Valoración de UGT

La marcha de Calderó ha sido valorada de forma "positiva" por UGT Prisiones, que como sindicato mayoritario apunta que debería haberse producido "hace meses" y acompañarse "de las dimisiones de otros miembros" de su equipo. Y nombrarse en su lugar "a una figura de consenso que tenga el aval de los profesionales penitenciarios, con experiencia real en el ámbito penitenciario y carácter proclive a escuchar y entender los problemas reales existentes en los centros penitenciarios".

Por su parte, CCOO Prisiones ha lamentado en sus redes sociales que durante el mandato de Calderó se produjeron en las cárceles catalanas "agresiones a trabajadores, menosprecio a la plantilla, expedientes abusivos, interinos explotados y falta de diálogo". Y, al igual que UGT, confían en que otros cargos del equipo de Calderó también tomen la misma decisión.