Menú Buscar
Gabriel Rufián (ERC) y Francesc Homs (PDECat), en el Congreso de los Diputados / CG

Desgarro entre los independentistas catalanes en el Congreso de los Diputados

Rufián apenas tiene relación con Homs, que no manda en su grupo ni tiene visibilidad mediática, lo que ha obligado al Gobierno catalán a tomar cartas en el asunto

4 min

La perspectiva de un supuesto referéndum sobre el futuro de Cataluña, lejos de unir a los independentistas, ha hecho aflorar las fuertes tensiones existentes entre la nueva CDC. En ella, hay sectores que rechazan las vías unilaterales, y ERC, más cómplice de la CUP que de sus socios de gobierno. Estos enfrentamientos son especialmente evidentes en el Congreso de los Diputados, donde coinciden PDCat, relegado al grupo mixto debido a su declive electoral, y ERC. La mala relación entre el portavoz convergente, Francesc Homs --el hombre de Artur Mas en Madrid--, y el del grupo republicano, Gabriel Rufián, ha llegado a tal extremo, que Presidencia de la Generalitat se ha visto obligada a intervenir y dar instrucciones muy precisas respecto a la necesidad de dar una imagen de unidad.

De ahí que, en contra de su criterio inicial, ERC decidiera votar a favor de la propuesta de PDEcat de crear una comisión sobre Cataluña en el Congreso para abordar los 46 puntos que el presidente Carles Puigdemont entregó a Mariano Rajoy en abril. Los republicanos querían abstenerse, convencidos de que ese órgano parlamentario "no servía para nada". Pero un voto divergente en Madrid habría hecho las delicias del resto de formaciones no secesionistas. Precisamente, en un tema que afecta directamente a Cataluña. Convenientemente alertados de ese riesgo, ERC decidió votar a favor de la iniciativa de PDECat.

La cuota mediática de Rufián

"Habitualmente, suele haber conversaciones entre ambos grupos para consensuar posiciones; hubiera sido muy extraño que en un caso así, se hubiera votado diferente", admiten desde el grupo convergente.

Detrás de ese distanciamiento está, aseguran fuentes próximas a ERC, la cuota mediática que Rufian ha logrado desde que accedió a la portavocía de los republicanos en Madrid. "Es un chico de barrio, sí, y no demasiado sutil en sus intervenciones, pero CDC ha quedado eclipsada", afirman las mismas fuentes. Puede resultar anecdótico que, por primera vez en muchos años, ningún miembro del grupo catalán haya sido premiado por la Asociación de Periodistas Parlamentarios. Joan Tardà, Azote del Gobierno y Rufián, Azote de la Oposición sí aparecen en una lista de galardonados, a la que años atrás había estado abonado Josep Duran Lleida cuando era portavoz de CiU.

Pero hay quien interpreta esto como una muestra de la desconexión total entre el partido de Homs y la prensa de la capital. En medios parlamentarios, se asegura que Homs no manda en su grupo, y que quien realmente gestiona el día a día es Carles Campuzano, veterano de la vida política madrileña.

Y para redundar en esa soledad convergente, los antiguos socios de PDCEcat, Demòcrates de Catalunya, han expresado su voluntad de acudir a las elecciones en solitario y, en caso de formar coalición, decantarse por ERC. Así lo ha confesado el presidente del consejo nacional de Demòcrates, Josep Maria Vila d’Abadal. No en vano, la nueva Convergència no quiso repetir lista conjunta con los exdirigentes de UDC que se hicieron independentistas.