Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de Girona, Marta Madrenas con Quim Torra, durante la reunión en la que el 'expresident' presentó su oficina en Girona / OFICINA DE EXPRESIDENTE DE QUIM TORRA

Desalojan a los okupas del local donde Quim Torra tiene su despacho en Girona

El 'expresident' de la Generalitat había abierto la oficina el pasado enero en el Casco Antiguo y los vecinos se habían quejado del comportamiento de los allanadores

3 min

Los mossos han puesto fin a la okupación ilegal de un local ubicado en el mismo edificio donde el expresident de la Generalitat Quim Torra tiene su despacho desde enero, en el Casco Antiguo de Girona. Los allanadores accedieron a los bajos del inmueble (la Casa Solterra, propiedad del Departamento de Cultura) hace prácticamente un año y ha sido necesario esperar a una orden judicial para echarlos. El desalojo se ha producido sin resistencia, pero los expulsados advierten de que reclamarán asistencia legal.

La presencia de los okupas había provocado quejas de los vecinos, de estudiantes que pasaban por esa calle camino de la universidad y de trabajadores de la Diputación de Girona, ya que eran muy ruidosos, generaban mucha suciedad en la zona y constantemente insultaban a las personas que por allí pasaban. Molestas situaciones que llevaron a la policía a intervenir en varias ocasiones, según informa el Diari de Girona.

Satisfacción de los políticos

La directora de los Servicios Territoriales de Cultura, Carme Renedo, se felicitaba porque por fin el local ha quedado liberado: “Se ha hecho un poco largo, pero hemos hecho lo que se tenía que hacer”. Renedo ha explicado que la idea es reforzar el acceso al local para impedir una nueva okupación y que para ello se construirá un muro en el interior.

Incluso la alcaldesa, Marta Madrenas, ha acudido a su cuenta de Twitter para expresar su satisfacción. “Hoy se han desalojado a los okupas conflictivos de un edificio de la Generalitat en la subida de Sant Martí, que hacía meses que generaban problemas en el Barrio Viejo. Más que felicitarnos, debemos reivindicar mecanismos para ser mucho más ágiles en situaciones tan claras como esta”, ha reclamado.

Un espacio en desuso

Antiguamente, este local era la entrada a los pisos de las plantas superiores del edificio. Pero cuando los últimos inquilinos se marcharon, se tapió la escalera. Ahora era, pues, un simple rellano sin aseos ni habitaciones.

La directora de los Servicios Territoriales de Cultura ha explicado que la Casa Solterra está adaptándose a más usos y que probablemente este acceso reabra como salida de emergencia, en cuanto el presupuesto lo permita.