Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Toni Castellà, líder de Demòcrates / EUROPA PRESS

Demòcrates, un parásito del independentismo que oficializa su xenofobia

El partido de Castellà y De Gispert, que asistió a la reunión ultra, se ha arrimado a ERC y CDC a conveniencia, pero ha sacado poco rendimiento: solo Pep Martorell resiste hoy en el Govern

7 min

Lo ha vuelto a hacer. Demòcrates de Catalunya, el partido independentista escindido de UDC, preparaba a escondidas de ERC el salto a una plataforma electoral junto a Junts per Catalunya (JxCat). Pero tras ser sorprendidos en una reunión a la que asistió lo más granado del independentismo xenófobo y de ultraderecha, han sido los propios republicanos los que han roto el acuerdo parlamentario que mantenían hasta ahora. Se trata del enésimo cambio de aliado de esta formación expulsada progresivamente de los cargos del Govern y del reconocimiento social.

Una de sus dirigentes, Núria de Gispert, tuvo que renunciar a la Creu de Sant Jordi por sus insultos y comentarios xenófobos. Los coqueteos con el supremacismo de Demòcrates, por tanto, no son una novedad. Tampoco su intento de medrar en las instituciones.

La polémica reunión virtual

La polémica reunión que ha roto los acuerdos entre ERC y Demòcrates fue convocada por la plataforma Donec Perficiam, promovida por los siete miembros del secretariado nacional de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) que dimitieron en noviembre por discrepar de la hoja de ruta de la entidad.

Con la vista puesta en un frente electoral a favor de la independencia unilateral, asistieron representantes de la Assemblea de Represaliats i Activistes, Bloc Sobiranista Català, Demòcrates de Catalunya, Directe68, Força Catalunya, Front Nacional de Catalunya y Solidaritat Catalana per la Independència. También asistió, por parte de JxCat, el vicepresidente del Parlament Josep Costa.

Tuit de Albert Donaire hablando de "colonialismo" / TWITTER
Tuit de Albert Donaire hablando de "colonialismo" / TWITTER

La presencia de Demòcrates, lejos de ser una anécdota, demuestra que el partido siempre actúa como satélite de otras formaciones. Primero constituyó Hereus UDC para dar apoyo a Artur Mas en las elecciones catalanas de 2015. Después, ya como Demòcrates, se presentó junto a CDC, Reagrupament y Democràcia i Llibretat en las elecciones generales. Con posterioridad, se presentó a los comicios autonómicos de 2017 junto a ERC. Y en las municipales de 2019 se alió con Primàries, un proyecto fallido de transversalidad independentista.

Nuevos fichajes

Dirigido por Antoni Castellà, Núria de Gispert y Joan Rigol, entre los nuevos fichajes de Demòcrates figura Albert Donaire, líder de los Mossos independentistas, también conocido por sus graves insultos a jueces, entidades y partidos no independentistas.

Tuit de Núria de Gispert
Tuit de Núria de Gispert, en respuesta a Joan Canadell, actual presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona

De Gispert ya había dado muestras de xenofobia en las redes sociales, lo que le obligó a devolver la Creu de Sant Jordi --máximo galardón que otorga la Generalitat-- por sus graves insultos a políticos no independentistas. Entre otras perlas, la expresidenta del Parlament instó a la líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas, a volver a Cádiz. Asimismo, llamó cerdos a Enric Millo, Dolors Montserrat --ambos del PPC-- y a la misma Arrimadas.

El presidente Pedro Sánchez, junto al ministro de Ciencia, Pedro Duque, en el Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación / CG
Pedro Sánchez, junto al director asociado del Barcelona Supercomputing Center, Josep Maria Martorell (primero por la derecha) / CG

Sin embargo, arrimarse a ERC o a CDC, desgajada ahora entre PDECat y JxCat, le ha permitido a Demòcrates mantener los altos cargos del Govern que logró gracias a UDC. Especialmente en los negociados de Universidades y Vivienda. Actualmente, el único cargo visible que este partido tiene en la Generalitat es el director asociado del Barcelona Supercomputing Center (BSC), Josep Maria Martorell. Y aunque siempre ha sido muy activo en las redes sociales en la defensa del independentismo, Martorell se quitó el lazo amarillo de la solapa cuando el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, visitó el BSC en junio de 2019.

Castellà calificó de “coletazos de las oligarquías autonomistas” el goteo de cargos de Demòcrates que, a diferencia de Martorell, fueron cesados, como Arcadi Navarro, exsecretario de Universidades --este puesto fue ocupado por el propio Castellà-- y Carles Sala, que saltó de la secretaría general de Vivienda.

 

 

Toni Castellà habla del desencuentro con ERC / DEMÒCRATES

"Algo que ya estaba roto"

También cayeron del organigrama Enric Vendrell, que era director general de Asuntos Religiosos, y Martí Barberà, al frente de la Dirección General de Atención a la Familia y Comunidad Educativa. Barberà nunca quiso formar parte de Demòcrates, que rechazó públicamente su nombramiento.

Castellà dijo ayer que "no se puede romper algo que hacía meses que estaba roto", ya que afirma que ERC cambió su orientación y renunció al acuerdo con Demòcrates, cuyo objetivo principal era implementar la república catalana. Pero ni Esquerra está dispuesta a tolerar el desafío de Democràtes, ni Junts a pedir la dimisión de Costa por sus contactos con la ultraderecha independentista.

JxCat y el Front Nacional de Catalunya

Sin embargo, no es la primera vez que los dirigentes de Junts coquetean con la extrema derecha. Porque los caminos neconvergentes que conducen al Front Nacional de Catalunya, uno de los partidos que estuvieron representados en la polémica videollamada, ya estaban trazados hace tiempo.

En agosto de 2019, este partido xenófobo y ultraderechista asistió como invitado a unas jornadas organizadas en Montblanc (Tarragona) por el Institut Nova Història (INH), cuyo fundador, Jordi Bilbeny, es conocido por defender que Colón, Cervantes, Leonardo da Vinci y Santa Teresa eran catalanes.

canadell bilbeny
 

Se da la circunstancia de que Joan Canadell, presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona y que se ha presentado a las primarias de JxCat para ser candidato a las elecciones del 14F, aseguró en aquellas fechas que hacía cinco años que pagaba cada mes 200 euros al INH. “Y lo hago con mucho orgullo. Alguien tiene que cuestionar la historia oficial de nuestro país”, afirmó.