Menú Buscar
Pep Cruanyes (i), vicepresidente de la ANC; Camil Ros (2i), secretario general de UGT; Javier Pacheco (2d), secretario general de CCOO; y Marcel Mauri (d), portavoz de Òmnium Cultural en la presentación de 'Democràcia i Convivència' / CG

‘Democràcia i Convivència’ protestará por el encarcelamiento de los ‘Jordis’ el 15 de abril

Los sindicatos se suman a la ANC, Òmnium Cultural y otras entidades en un nuevo espacio de diálogo transversal que se desmarca de los ‘paros de país’

27.03.2018 12:39 h.
4 min

La Taula per la Democràcia se ha transformado en el espacio Democràcia i Convivència, un ámbito de diálogo transversal que une los sindicatos más representativos de Cataluña, CCOO y UGT, junto a las principales organizaciones independentistas, ANC y Òmnium Cultural y otros representantes de la llamada sociedad civil. Su primera gran acción será la organización de otra macromanifestación el próximo 15 de abril en Paseo de Gràcia de Barcelona, una protesta que coincidirá con los seis meses de la entrada en la cárcel de Jordi Sànchez y Jordi Cuixar.

El objetivo será denunciar este encarcelamiento y el de otros cinco líderes independentistas, además de los "exiliados". Una acción que hasta la fecha corría a cargo de las organizaciones plenamente favorables al procés y que ahora se impulsa desde este nuevo ámbito que pretende “poner en relieve en Cataluña la necesidad de que se reconozca la pluralidad y diversidad de la sociedad civil”, en palabras del secretario general de CCOO de Cataluña, Javier Pacheco.

Varias opciones políticas

“Nuestros afiliados y afiliadas votaron muchas opciones políticas el pasado 21D”, ha añadido su homólogo en UGT, Camil Ros, “nosotros aportamos la pluralidad de nuestras organizaciones para tender puentes, que esto sea el reflejo del conjunto de la sociedad y no de una sola de las partes, aunque muy mayoritaria, de la sociedad”.

Las 11 entidades impulsoras de esta “evolución natural de la Taula per la Democràcia que fortalece y pone de relieve los valores de la convivencia”, según el portavoz de Òmnium, Marcel Mauri, que ahora está en pleno proceso de captación de nuevas adhesiones. Entre ellas, la de Pimec y Cecot que sí formaban parte del espacio de diálogo constituido tras el 1-O.

Nada de ‘paros de país’

Se han desmarcado de la iniciativa por miedo a ser arrastrados a la convocatoria de un nuevo paro de país, tal y como se ha reivindicado desde algunos ámbitos independentistas a partir de la detención de Puigdemont. En su presentación, ha sido Pacheco el que ha dejado claro que esta no será la convocatoria que se persigue desde Democràcia i Convivència.

“Que yo sepa no hay ninguna huelga general convocada y no está en el debate ni en la negociación”, aseguró, “no trabajamos en este sentido”.

Debate pausado

Gerard Esteva, de la Unión de Federaciones Deportivas Catalanas (UFEC) aseguró que será una “ágora de debate y crear acciones nuevas, no fruto de una respuesta a lo que sucedía en el momento”. Un diálogo más pausado que sus impulsores aseguran que debe tener como elemento central la diversidad de opciones políticas en Cataluña y la necesaria convivencia de todas ellas. 

Además de CCOO, UGT, Òmnium Cultural, la ANC y UFEC, ponen en marcha la nueva mesa de diálogo la Asociación de Actores y Directores Profesionales de Cataluña (AADPC), el Consejo Nacional de la Juventud (CNJC), la Confederación de Asociaciones de Vecinos de Cataluña (Confavac), Lafede.cat- Organizaciones para la Justicia Global, la Unión de Federaciones Deportivas catalanas (UFEC) y Unió de Pagesos.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información