Menú Buscar
Oriol Junqueras, exvicepresidente del Govern y Raül Romeva, extitular catalán de Interior, en una imagen de archivo / EFE

La defensa de Junqueras ante el Supremo será un alegato político

Su abogado ha avanzado que pedirá su absolución por los delitos de rebelión, sedición y malversación

14.01.2019 08:05 h.
3 min

La defensa de Oriol Junqueras ante el Tribunal Supremo será un alegato político. El abogado del exvicepresidente de la Generalitat y también del exconsejero Raül Romeva ha avanzado que su estrategia se basará en alegar la existencia de una persecución judicial y política contra el independentismo y también ha avanzado que en el juicio pedirá su absolución por los delitos de rebelión, sedición y malversación.

Andreu Van den Eynde presentará un escrito de defensa que será un alegato a favor del referéndum y acusará al Estado de haber convertido este juicio en “un ejemplo de instrumentalización por la persecución de un movimiento que persigue un objetivo legítimo”, según ha avanzado TV3.

“Demócratas y pacifistas”

El documento de 115 páginas, al que ha tenido acceso la televisión autonómica, presenta a Junqueras y Romeva como “demócratas y pacifistas antes que independentistas” y alega que no ve la violencia armada de una acusación por rebelión.

En cuanto a la acusación de malversación, el escrito de Van den Eynde sostiene que las conductas de los dos exdirigentes del Govern no incurren en este delito al "no existir ningún acto cometido por autoridad para sufragar de forma ilícita gastos contrarios al deber de fidelidad a la custodia de fondos públicos”, consta en el documento.

Persecución judicial

La defensa se basará en una estrategia de persecución judicial y política que cargará contra el Gobierno de Mariano Rajoy. Así, defenderán que el independentismo es una ideología legal y legítima, con una base social que había crecido y que, por tanto, era una opción de cambio real.

"Esta causa es un ejemplo de instrumentalización del proceso penal para la persecución de un movimiento que, pacíficamente, anhela un objetivo político legítimo en democracia”, consta en los citados papeles.

Vista oral 

Está previsto que el juicio arranque a principios de febrero aunque aún no hay una fecha fijada. Las sesiones serán los martes, miércoles y jueves, entre las 10:00  y las 18:00 horas. Los lunes y los viernes se reservarán para que el Tribunal pueda resolver las cuestiones que se vayan derivando del juicio.

La semana pasada el presidente de la Sala Segunda del Supremo, Manuel Marchena, solicitó al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, el traslado de los nueve presos del procés a Madrid para evitar que se retrase el inicio de la vista.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información