Menú Buscar
Un grupo de legionarios tomando cervezas junto a sus armas en un bar de Vilafranca del Penedès / TWITTER

Defensa investigará a los militares armados que tomaron cervezas en Vilafranca

Los legionarios procedían del Norte de Francia y, de confirmarse el consumo de alcohol, habrían incurrido en una falta grave

29.09.2019 22:15 h.
5 min

El Ministerio de Defensa investigará al grupo de militares al que se vio tomando cervezas, con sus armas en el suelo, este sábado en la terraza de un bar en la localidad barcelonesa de Vilafranca del Penedès.

La investigación pretende determinar si los militares, pertenecientes a un grupo de unos 70 integrantes de legionarios que regresaban de unas maniobras, cometieron alguna infracción consumiendo alcohol, dejando sus armas a los pies, según fuentes de Defensa.

La fotografía se ha hecho viral en las redes, y ha causado un enorme revuelo y malestar en el independentismo. En ella se aprecia a una docena de miliares, con sus uniformes puestos, supuestamente bebiendo unos botellines de cerveza, mientras a su lado, en el suelo, reposan varias armas largas.

Rufián ironiza y Puigdemont, contra los "partidos españoles"

La imagen causó estupefacción entre los vecinos de Vilafranca. Y también en el ámbito político. Entre quienes se han hecho eco de ella figura el diputado de ERC Gabriel Rufián, quien ironizó apuntando en su página de Twitter que "seguro que después de la cerveza, el rifle automático pesa menos". La CUP de la localidad exigió que a los militares que se fueran de la población.

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, expresó su indignación con un tuit en el que dice estar "esperando la condena por parte de los partidos políticos españoles".

A pesar de que en un principio se barajó que los soldados podían ser un grupo de personas que participaban en una despedida de soltero, fuentes del Ejército consultadas por COPE indicaron que todo apunta a que se trata de una compañía de legionarios que procedían del norte de Francia, donde estuvieron haciendo operaciones entre el 15 y el 26 de septiembre.

Según esta emisora, si se confirman los hechos, los afectados habrían cometido una falta grave, por haber tomado alcohol portando el arma, un hecho totalmente prohibido estando de servicio, y que puede quedar en un arresto de aproximadamente un mes. Este tipo de faltas puede acarrear también la pérdida del destino. También se exigirán responsabilidades al jefe de la cuadrilla. 

Del norte de Francia a Ronda

Asimismo, fuentes del Ejército de Tierra confirmaron a Newtral que la imagen de los militares es real. Según este medio, era un grupo de legionarios que venían de hacer maniobras desde la localidad de Étain, y las armas que llevaban no contenían munición. La investigación que se abrirá deberá aclarar si hubo infracción.

Los militares pasaron la noche del viernes en Sant Climent de Sescebes (Girona), y al día siguiente reemprendieron la marcha rumbo a su destino, en Ronda (Málaga). A la altura de Vilafranca del Penedès, los autocares que los trasladaban hicieron una parada técnica para que los conductores descansaran.

En ese lapso de tiempo, los militares bajaron de los vehículos y algunos de ellos se sentaron en la terraza del bar. Lo habitual en estos casos, señala dicho medio, es que las armas permanezcan en los autocares, donde se queda un servicio de vigilancia. Esta vez, las desembarcaron porque los autobuses se trasladaron a otro lugar durante la parada.