Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jaume Giró, consejero de Economía de la Generalitat / EFE

La defensa “independentista” de Giró de un gurú de Puigdemont

La elección de Giró como consejero de Economía se considera como “la peor noticia para el establishment del 78”

3 min

La elección de Jaume Giró como consejero de Economía de la Generalitat ha causado una verdadera conmoción en el campo independentista, con una confusión enorme en el seno de Junts per Catalunya. Tras la renuncia de Elsa Artadi, y este mismo sábado de Josep Rius –dos piezas del núcleo de Carles Puigdemont— el movimiento independentista entiende que Giró será el dirigente que baje el balón al suelo, para comenzar a negociar lo posible con el Gobierno central y eso se lamenta. Pero para otros, uno de los colaboradores más cercanos de Puigdemont, es todo lo contrario: “La elección de Giró es la peor noticia para el 'establishment' del 78”, ha señalado Agustí Colomines.

¿Cómo? Lo que apunta Colomines es que no se puede dudar de “su compromiso con la causa independentista”, y que quien lo haga deberá “repasar su biografía”. Uno de los principales gurús de Puigdemont en los últimos años, impulsor de Junts per Catalunya, aunque luego promocionó una corriente interna, lo tiene claro y deja a Giró en el campo netamente independentista.

¿Apuesta por la gestión?

Colomines va más allá, y cree que su elección también tendrá consecuencias para La Caixa, entidad en la que Giró trabajó durante más de diez años, como responsable entre otras áreas de la Fundación Bancaria La Caixa, codo con codo con Isidro Fainé. “Quien dude de su compromiso con la causa independentista, que repase su biografía. Que este hombre sea consejero es la peor noticia para el 'establishment' del 78 y para La Caixa en particular”.

El historiador Agustí Colomines  / EFE
El historiador Agustí Colomines / EFE

En cambio, para algunos cargos internos de la Generalitat, exconvergentes clásicos, el nombramiento es una “excelente noticia” para ir en otra dirección, que debe centrarse en la gestión y en la colaboración institucional. “Se ha podido contrarrestar la imagen que quiere vender ERC”, aseguran, con la ayuda de Jordi Sànchez, que, al frente de Junts per Catalunya habría logrado el ‘fichaje’.