Menú Buscar
El director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso, interviene en el Parlamento catalán par aclarar sus conversaciones con el ministro del Interior.

De Alfonso advierte de que tiene registradas conversaciones con un centenar de cargos públicos 

El director de la OAC arremete contra el diario que ha divulgado las grabaciones ante su propietario, Jaume Roures, presente en la Comisión del Parlament

María Jesús Cañizares
4 min

El director de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), Daniel de Alfonso, ha desafiado a quienes le acusan de contubernio con el ministro del Interior, Jorge Fernández. “Quien esté libre de conspiración política, que tire la primera piedra”, ha dicho tras asegurar que se ha reunido con un centenar de cargos públicos. Y que puede acreditarlo porque lo tiene registrado “por escrito”.

También ha cargado contra el el diario digital que divulgó las conversaciones, Público, en presencia de su propietario, Jaume Roures, presente en la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlanento catalán, donde De Alfonso ha comparecido.

Dignidad 

Jaume Roures en la comparecencia de De Alfonso.En respuesta a las intervenciones de los grupos parlamentarios --todos ellos piden su revocación, excepto el PP--, De Alfonso ha dicho que “la dignidad es tan noble que compensa las pérdidas que causa” y “quien ahora se dirige a ustedes no piensa perder su dignidad”. De Alfonso se ha presentado como un madrileño, catalán de adopción, digno y noble.

“Y precisamente por entregarme a mi trabajo, por no ceder a quienes han intentado torcer mi voluntad me encuentro en estas circunstancias”, ha dicho. Ha asegurado que algunos que le acusan, están inculpados y que él mismo ha sido victima de seguimientos, tanto en lugares públicos como en su propio domicilio.

Ha arremetido contra algunos medios de comunicación que “han destrozado derechos fundamentales o vulnerando el secreto de conversaciones”. Lo ha hecho en presencia de Jaume Roures, propietario del diario Público, que ha divulgado las grabaciones, presente en la Comisión y que aparece a la izquierda de la foto que acompaña este texto.

“Someter al director de OAC, que no posee dinero ni financia medios ni pertenece a ningún partido político, a este juicio casi sumarísimo me parece un acto de hipocresía”, ha denunciado De Alfonso.

Campaña electoral

Ha atribuido a la campaña electoral la divulgación de unas grabaciones. “Nada de lo que se ha hecho desde la OAC ha sido ilegal. Aquí lo único que hay es la vulneración del secreto de unas conversaciones. Se ha dado por buenas grabaciones conseguidas de forma delictiva. Ninguno de ustedes, o casi ninguno, se ha referido a ello”.

De Alfonso se ha presentado como un “humilde servidor público” que “siempre ha respondido a todas y cada una de las llamadas de todos los partidos políticos”. Ha asegurado que se ha reunido “y lo tengo registrado por escrito” con un centenar de cargos políticos, entre los que ha citado al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, a cargos socialistas y de CSQP. “Quien esté libre de conspiración política, que tire la primera piedra”, ha dicho.

Niega que sea causa de cese o negligencia “que la OAC mantenga reuniones a los más altos niveles. Ni soy vanidoso, si soberbio ni engreído, como he escuchado esta mañana. Pido perdón, pero no por ser negligente ni por mantener múltiples reuniones con personas de uno o de otro color, sino por el tono coloquial de mis conversaciones”.

El director de la Oficina Antifraude niega haber grabado las conversaciones, ni mucho menos haberlas divulgado. Ha precisado que ninguno de los expedientes que aparecen en las conversaciones con el ministro han seguido adelante. No esta dispuesto a “tirar de la manta” y que ayer se planteó dimitir. Así se lo trasladó a su equipo, pero al recibir su apoyo, porque “eso es lo único que me importa”, renunció a hacerlo.

Destacadas en Política