Menú Buscar
El exjefe de la Oficina Antifraude de Cataluña Daniel de Alfonso en la comisión de investigación del Congreso / EFE

El juez Daniel de Alfonso amenaza de forma velada con tirar de la manta

El expresidente de la Oficina Antifraude de Cataluña afirma que el intercambio de palabras con el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz está manipulado

4 min

El juez Daniel de Alfonso, exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña (OAC), ha comparecido ante la comisión de investigación sobre la llamada operación Cataluña para dar explicaciones de las conversaciones grabadas con el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz que alguien filtró a los medios y que derivaron en su salida de la OAC.

De Alfonso, sin embargo, se ha negado a hablar del contenido de las mismas porque considera que están manipuladas o sacadas de contexto. Sí ha amenazado de forma velada con tirar de la manta. Y ha citado a San Vicente de Paúl: “El ruido no hace bien; y el bien no hace ruido”. Aunque, posteriormente, ha rectificado: "Creo que lo mejor para el país es que las cosas se solucionen por ustedes y no por lo que yo sepa, que es un secreto que siempre guardaré conmigo", ha expresado, requerido por amenazas anteriores sobre "tirar de la manta".

Tres aclaraciones

“Quiero dejar tres cosas claras”, ha dicho De Alfonso: “No he grabado esas conversaciones, no he custodiado esas conversaciones y no he difundido esas conversaciones”. De hecho, ha explicado que él ha salido “perjudicado”, que fue “cesado”, “escupido por la calle”, amenazado, objetivo de actos vandálicos, y pidió el traslado a otra comunidad autónoma separándose de su mujer e hijos.

Eso sí, intuye que las grabó alguien de “dentro” del Ministerio del Interior. “Estoy convencido”, ha denunciado: “Que se han difundido desde dentro ya tengo mis dudas; la persona que custodiaba seguramente las grabaciones es la que ha cometido el delito”. Llegó a pensar que pusieron un sistema de grabación en su teléfono o maletín, "pero no, no".

Manipulación

De vuelta al contenido de las conversaciones, “están manipuladas”. Sustenta su argumento en que fueron “tratadas por muchas personas, han pasado por demasiadas manos” y no le ofrecen “ninguna garantía”. “La realidad de la conversación que se mantuvo no se ve reflejada en unas grabaciones que han podido ser manipuladas”, ha proseguido.

Sobre la polémica frase de las grabaciones “nos hemos cargado el sistema catalán de salud”, ha asegurado que, justo antes de ella, dijo otra que se ha ocultado: “Se le ha dado en los morros con el caso Bagó a los corruptos”. “Se hablaba de que la OAC había conseguido levantar la corrupción del sistema público de salud catalán. Se hablaba solo de la corrupción”, ha asegurado.

La parte más tensa se ha producido con la intervención de Gabriel Rufián (ERC), quien ha acusado a De Alfonso de mentir y de quien se ha despedido con un "gánster, nos vemos en el infierno".