Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Iglesia de Sant Miquel, en Cardona / MANEL ZAERA - WIKIMEDIA COMMONS (CC BY-SA 2.0)

Acusan a un cura de Cardona (Barcelona) de negarse a dar un funeral en castellano

La voluntad de la difunta era que la ceremonia se oficiara en español, pero el clérigo sólo quiso dar una parte en ese idioma; la familia, dolida, acabó llevándose el féretro antes de acabar

3 min

Un cura de la localidad barcelonesa de Cardona se negó a oficiar el funeral de una mujer en castellano, a pesar de tratarse de la voluntad de la difunta. Así lo asegura uno de sus familiares en su blog, según el cual, el sacerdote de la parroquia de Sant Miquel i Sant Vicenç de la localidad habría hecho caso omiso a las peticiones de la familia en este sentido.

"A las 10:30 horas de hoy, 14/11/2021, el sacerdote de la iglesia de Sant Miquel i Sant Vicenç de Cardona (Barcelona) se ha negado a cumplir la última voluntad de Dolores Bastida Navarro, consistente en la celebracíon de su funeral en castellano, y a pesar de las repetidas peticiones de la familia a través de Altima [la funeraria que opera en la localidad]. Finalmente, ante la intransigencia del clérigo, la familia se ha visto obligada a abandonar el templo con el féretro antes de terminar el acto religioso, y dirigirse al cementerio. Los familiares estamos consternados ante este acto de intolerancia", afirma en su escrito los allegados a la mujer que había traspasado. 

La familia se lleva el féretro antes de acabar

Según informa Ok Diario, que citan fuentes de la familia, ésta solicitó a la funeraria que la ceremonia se hiciera en castellano y no en catalán. Pero el cura, Carles Pubill, la inició en este último idioma, lo cual sorprendió a los familiares, por no respetarse la última voluntad de la difunta. El funeral religioso se detuvo unos minutos para que los familiares pudieran hablar con el clérigo y se retomó con la lectura de los evangelios. Esta vez sí, en español. Pero al acabar esa parte, el sacerdote retomó catalán. Los familiares le insistieron que oficiara en castellano, pero no lo hizo. Tras ello, éstos optaron por llevarse el féretro antes de acabar el acto, y dirigirse al cementerio.

Desde la iglesia de Sant Miquel i Vicenç de Cardona, según ese mismo medio, sostienen que el cura iba a seguir oficiando el funeral en español, pero usando también el catalán.

Carles Pubill fue uno de los 449 curas que, en septiembre de 2017, firmaron un manifiesto para apoyar el referéndum ilegal de secesión del 1-O.