Menú Buscar
El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, y el diputado del PP Javier Maroto conversan en el Congreso tras el debate sobre el cupo vasco / EFE

El cupo vasco se aprobará este jueves en el Congreso por la vía rápida

El apoyo del PNV a los presupuestos generales y al techo de gasto de 2018 facilitó un acuerdo también para el concierto económico

4 min

El nuevo cupo vasco y el concierto económico quedarán aprobados este jueves en el Congreso. Será por la vía rápida y con menos apoyos que en ocasiones anteriores. El PP, el PSOE, Unidos Podemos y el PNV han anunciado su voto favorable, mientras que Ciudadanos y Compromís se decantarán por el no y EH Bildu se abstendrá. Esto supone el rechazo del régimen foral de un 10% de los diputados.

La ley del cupo establece la fórmula del importe que debe pagar el País Vasco al Estado entre 2017 y 2021 por las competencias no transferidas al Gobierno autonómico –como infraestructuras, defensa y representación exterior–. En este caso, se han pactado 1.300 millones de euros anuales como cifra base. En cada ejercicio, variará el importe según los descuentos que se apliquen. Este año, se calcula que rondará los 945 millones.

Financiación autonómica

El pacto entre el PNV y el Gobierno de Rajoy se alcanzó en julio, cuando los nacionalistas vascos se comprometieron a respaldar los presupuestos generales y el techo de gasto para el año que viene. La llegada del nuevo cupo cuando está pendiente negociar la reforma de la financiación autonómica de régimen común –todas las comunidades excepto el País Vasco y Navarra– ha suscitado polémica.

Esta es la razón por la que Compromís ha decidido votar en contra: no porque esté en desacuerdo con el sistema de financiación sino como un acto de “rebeldía” contra el Gobierno. Los valencianos consideran “indecente” que el Ejecutivo prime el País Vasco frente a comunidades “maltratadas”, en referencia a la Comunidad Valenciana, para garantizar el apoyo a los presupuestos.

Por su parte, Ciudadanos sí que se opone al concierto. La formación cree que “alimenta el agravio comparativo” con las comunidades de régimen común. Una vez el Congreso apruebe las novedades este jueves, se prevé que el Senado lo haga en el pleno del próximo miércoles.

Un “pacto político”

La Fundación de Estudios de Economía Avanzados (Fedea) también ha criticado el acuerdo que han alcanzado PNV y PP para el concierto y el cupo vascos. Su director ejecutivo, Ángel de la Fuente, lo ve como un “pacto político que se viste con el ropaje de la Ley del Concierto, ajustando la valoración de las cargas no asumidas de la forma que sea necesaria para llegar a la cantidad final pactada”.

Es por esta razón que la fundación apuesta por revisar a la vez tanto el régimen foral como el común de financiación. De la Fuente critica que las “diferencias” que existen entre los sistemas aplicados a las comunidades generan “fuertes tensiones territoriales”.