Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Eulàlia Reguant, portavoz parlamentaria de la CUP, en un acto político anterior / EP

La CUP volverá a rechazar los presupuestos de la Generalitat

Reguant afirma que es "casi imposible" que los antisistema apoyen las cuentas de 2023, exige a Aragonès que se someta a una cuestión de confianza y le acusa de estar al servicio de la patronal

3 min

La CUP está cada vez más alejada del Govern al que dio apoyo en un primer momento y se prepara para un segundo plante a los presupuestos de la Generalitat. El incumplimiento del acuerdo de investidura es el motivo por el que, según la portavoz de los antisistema, Eulàlia Reguant, es "casi imposible" que su partido vote a favor de las cuentas catalanas de 2023.

Tras rechazar los presupuestos de 2022 --aprobados gracias a la abstención de En Comú Podem--, Reguant ha asegurado que su formación está lejos de un escenario de negociación pues ve al Ejecutivo catalán más acorde con los intereses de Foment y la patronal que a las necesidades de la gente.

Incumplimientos

En una entrevista de Europa Press, Reguant ha explicado que "no se trata de hacer un documento de diez puntos. Se trata de saber qué políticas quiere hacer este Govern", tras el incumpliento de las cuatro transformaciones que planteó el presidente, Pere Aragonès, en su investidura.

Reguant se rpegunta si el Ejecutivo catalán seguirá apostando por proyectos como el Hard Rock en el Camp de Tarragona y los Juegos Olímpicos de Invierno en el Pirineo, y ha añadido que "alguien le debería explicar a la consellera de Presidencia que el Comité Olímpico Español ya le ha dicho no".

"El Govern no hace políticas trasnformadoras, el Govern gestiona como si fuese una gestoría la Generalitat", ha criticado Reguant, tras negar que se haya cumplido un 25% del acuerdo de investidura con la CUP, como sostiene el ejecutivo autonómico. La cupaire afirma que no se ha internalizado el 061 y que el proyecto de la energética pública vaya lentísimo: 

Ha subrayado que ese acuerdo fue de investidura y "no era de gobernabilidad, ni de Govern, ni de legislatura", y ha afirmado que, si alguien lo ha roto, es el Govern.

Cuestión de confianza

La portavoz de los anticapitalistas ha instado a Aragonès a someterse a una cuestión de confianza en el Parlament, algo que también contemplaba el pacto de investidura al que llegaron ERC y CUP, y le ha pedido hacerlo "por higiene democrática y para explicar al país sus nuevas alianzas", en referencia a los comuns y el PSC. Sin embargo, Aragonès ya ha reiterado que se siente liberado de ese compromiso, después de que la CUP rechazara los presupuestos de 2022.