Menú Buscar
Agentes de la Guardia Civil, en la entrada por el 'caso 3%' el pasado jueves en el Parlamento catalán / CG

La CUP pide que se impida la entrada a la Guardia Civil en el Parlament

Los radicales quieren que el instituto armado y la Policía Nacional "esperen en la puerta" si tienen que requerir documentación

3 min

La CUP pide vetar a la Guardia Civil en el Parlamento catalán tras la entrada del instituto armado en la cámara catalana el jueves 20 de julio por el caso 3%. Los radicales quieren que los agentes del instituto armado y los de la Policía Nacional "esperen en la puerta" del hemiciclo cuando requieran documentación para una investigación. 

Lo ha verbalizado el martes la diputada anticapitalista Mireya Boya, que ha defendido la elaboración de "un protocolo" para evitar que los dos cuerpos de seguridad accedan a la cámara autonómica.

"La Guardia Civil nunca debería entrar en el Parlament, y si hay peticiones de información de un juez, se les hace esperar en la puerta y se les facilita la documentación requerida, pero nada de escenificaciones de poder en la casa de todos los catalanes", ha indicado Boya.

Petición por Germà Gordó

Las palabras de la electa llegan tras el requerimiento de información que agentes de la Guardia Civil hicieron en el Parlamento catalán, el Palau de la Generalitat, la Consejería de Justicia y el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) el pasado jueves.

La operación buscaba encontrar las agendas personal y privada del diputado Germà Gordó. Los agentes trataban de cotejar los datos allí anotados con los registrados en los cuadernos de constructores y concesionarios de obra pública en Cataluña.

Confusión inicial

Aquellos requerimientos trascedieron inicialmente a la opinión pública como registros. Después, cuando el consejero de la Presidencia, Jordi Turull, dijo haber impedido el acceso a los agentes a Palau, empezó a aclararse todo. El juez no había ordenado registros en ninguno de los casos, solo la entrega de requerimientos de documentación.

"La CUP somos acusación popular en el caso 3%, por lo que a nosotros no nos puede dar lecciones nadie de compromisos en la lucha contra la corrupción, pero no admitimos escenificaciones de poder que están fuera de lugar", ha remachado Boya.

Destacadas en Política