Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los cuatro diputados de la CUP en el Parlament / EFE

El sector izquierdista dirigirá la CUP

El brazo de los antisistema más crítico con JxCAT y la ERC gana las elecciones al secretariado nacional y dirigirá la formación radical

3 min

El sector izquierdista dirigirá la CUP. El brazo más crítico con la estrategia de JxCAT y ERC ha ganado las elecciones internas al secretariado nacional de los radicales. Tras el proceso electoral on line celebrado hasta ayer, la cúpula de los independentistas tendrá seis miembros del sector más a la izquierda, por cinco militantes más próximos al nacionalismo puro.

En una nota, el partido, que cuenta sólo con cuatro electos en el Parlament, ha anunciado que Som Llavor, la candidatura más lejana al partido de Carles Puigdemont y Esquerra y vinculada a Endavant, ha obtenido el 56,35% de los votos para escoger la dirección de los anticapitalistas. Por su parte, Des de Baix, el movimiento que tiene más sintonía con el resto de formaciones secesionistas y que impulsaba Poble Lliure, se ha anotado el 41,04% de los 1.158 sufragios emitidos.

Boya, la más votada

Los antisistema han detallado que la exdiputada en el Parlament, Mireia Boya, ha sido la aspirante más votada, con 662 votos, por delante de Lluc Salellas, concejal en Girona e investigado por su participación en el paro nacionalista del pasado 8 de noviembre, en el que se produjeron cortes de carreteras y de la vía del AVE.

Otros rostros conocidos de la CUP, como la exdiputada y edil en Barcelona, Eulàlia Reguant, también estarán en la cúpula. Exelectos como Mireia Vehí, Albert Botran o Joan Garriga también cogerán el timón de los radicales.

Grupo mixto

Cabe recordar que el nuevo secretariado de la CUP pilotará un partido con menguada representación parlamentaria. En las elecciones del pasado 21 de diciembre, los antisistema lograron cuatro actas, seis menos que en los últimos comicios, celebrados el 27 de septiembre de 2015.

Con este escaso músculo en el hemiciclo, los anticapitalistas son menos necesarios para que JxCAT y ERC puedan ganar una votación en la cámara autonómica. Los dos grandes partidos secesionistas sólo necesitan la abstención de los radicales, y no su voto positivo como en la última legislatura.

Destacadas en Política