Menú Buscar
El portavoz del secretariado nacional de la CUP, Quim Arrufat / EFE

La CUP "reventará la legislatura" si no hay 1-O por deserciones internas

Arrufat cree necesaria una participación de tres millones de personas para que el referéndum tenga legitimidad

29.06.2017 12:47 h. Actualizado: 29.06.2017 12:47 h.
4 min

La CUP confía que el 1-O habrá referéndum a pesar de las dificultades para elaborar el censo, gestionar el voto exterior y el fracasado concurso de compra de urnas. Sin embargo, el portavoz del Secretariado Nacional, Quim Arrufat, advierte de que "si hay deserciones internas, la CUP dará por terminada la legislatura e intentaremos reventarla".

En una entrevista en La Xarxa, Arrufat ha dicho que "de palabra y ante la gente que aplaude, la gente es muy valiente, es capaz de decir lo que sea e, incluso, capaz de engañar. Pero cuando sólo faltan unos meses para el referéndum uno debe saber con quién cuenta y con quién no. El presidente y los responsables del ejecutivo catalán deben ser conscientes de que toda su tropa tiene que ir hasta el final. No vale que del mismo bando independentista vengan los errores, las deserciones, las dilaciones porque entonces la maquinaria no funcionará. Quizás tenemos esta sospecha y está todo perfectamente montado. Pero nosotros hemos hecho esta advertencia hace unos meses".

"Elementos del Govern" que no están alineados

El dirigente de la CUP ha argumentado que "el grueso del Gobierno está alineado con el referéndum, pero hay algunos elementos que pensamos que no lo están" aunque no ha concretado cuáles. "La apuesta por el referéndum, que la ANC y la CUP pusieron sobre la mesa hace un año, no se la creyeron. Hace muchos años que viven en las instituciones, están muy bien acostumbrados al poder autonómico. Calculan que todo será más o menos un nuevo 9N, que no es necesario arriesgar el estatus personal, ni las propiedades, ni el cargo y que más o menos se debe caminar hacia una nueva movilización ciudadana del 1-O". Arrufat cree que el Govern "debe pulir sus responsables, consejeros y secretarios generales y otros cargos. El presidente debe ser consciente de que todo el mundo tiene que ir hasta el final ".

Preguntado por un escenario en el que el Estado no permita celebrar el referéndum y sobre si ve el Govern dispuesto a desobedecer, Arrufat ha dicho que "existe la probabilidad de que no se vote, pero si no fallan los responsables que tienen que firmar toda la organización de la votación, si se asume que ahora es el tiempo de la desobediencia y el coste de la represión, si el Govern y sus responsables lo asumen, habrá referéndum. Veo a Carles Puigdemont en el punto de desobedecer y al grueso del gobierno también ", sentenció.

Para Arrufat, el peor de los escenarios que se pueden producir "no es ni el de la suspensión de la autonomía ni que el Govern falle porque no creemos que lo haga. Sino que se llegue a un 1-O con un resultado que no sea ​​abrumador". En este sentido, considera que la participación que legitimaría el referéndum sería "tres millones de personas. Superaría todos los estándars de referendos anteriores. Dos millones de votos independentistas y un millón por el no. Es el objetivo", concretado.