Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Dolors Sabater (i), cabeza de cartel de la CUP al 14F, con los exdiputados Eulàlia Reguant y David Fernández / EFE

La CUP pide la cabeza de los Mossos para formar gobierno

Tras la propuesta de gobierno transversal de Aragonès, los antisistema exigen suprimir la unidad antidisturbios y eliminar la "militarización" de la policía autonómica

4 min

La CUP ha respondido a la invitación de Pere Aragonès para formar parte de un gobierno transversal --con Junts per Catalunya, comunes y PDECat-- con una propuesta contra la "represión" que supone desmantelar a los Mossos d'Esquadra o, cuando menos, desnaturalizar su función. El partido antisistema exige, entre otras medidas, la disolución de la BRIMO (antidisturbios) y del ARRO, y la apertura de expedientes y sanciones a los agentes que no vayan correctamente identificados.

La CUP ha denunciado hoy que en los próximos meses, decenas de activistas se encuentran "en riesgo de entrar en prisión" y ha criticado la "falta de compromiso" de la Generalitat con las personas encausadas. En este sentido, la formación considera que uno de los puntales de la próxima legislatura será "la lucha antirrepresiva ya que muchas de las 3.000 personas represaliadas por los Països catalans por motivos políticos de los últimos cuatro años se enfrentarán a juicio durante los próximos meses".

Acto preelectoral

Dolores Sabater, cabeza de lista para las elecciones del 14F, Laia Estrada y Xavi Pellicer, acompañados de "decenas de personas represaliadas", segú han presentado ellos mismos, han cargado contra "la represión política del Estado español hacia la disidencia política y el independentismo". Asimismo, han acusado al actual gobierno del PSOE-UP de continuar con las mismas "políticas represivas de persecución y abuso que el anterior gobierno del PP". Los anticapitalistas también han criticado que el actual Ejecutivo catalán, el que aún comparten JxCat y ERC, "haya contribuido a la represión del Estado español, criminalizando el movimiento popular a favor de la autodeterminación e incluso, impulsando acusaciones que las pueden llevar a prisión".

Por ello, la CUP ha lanzado una batería de propuestas "de aplicación inmediata para el próximo gobierno", entre las que destacan la retirada de las más de 70 acusaciones particulares de la Generalitat, la correcta identificación de los cuerpos policiales, la apertura de expedientes y sanciones a los agentes que no vayan correctamente identificados y la suspensión de la aplicación de la ley mordaza por parte de Mossos y de la Policía Municipal "tal como aprobó el Parlament".

Candidatos condenados

Para reafirmar ese compromiso contra la represión, la CUP incluye en sus listas electorales del 14F a Adrià Sas, que fue condenado a más de tres años de prisión por participar en las protestas del primer aniversario del 1-O. Ocupará el número 14 en la lista encabezada por Dolores Sabater para la demarcación de Barcelona.

Marcel Vivet, encausado por la manifestación en el centro de Barcelona contra la asociación Jusapol, el pasado 29 de septiembre de 2018, ocupa el número 72 y Blanca Serra, detenida en cuatro ocasiones entre 1977 y 1982, cierra la lista por Barcelona.

Destacadas en Política