Menú Buscar
Anna Gabriel, portavoz de la CUP en el Parlament, en una intervención anterior  /  EFE

La CUP se inclina por el “sí” a los Presupuestos

El cónclave antisistema que se celebra hoy votará previsiblemente a favor de apoyar las cuentas catalanas, lo que daría luz verde a la convocatoria del referéndum

3 min

Nuevo cónclave de la CUP. Y en este caso, decisivo. Los antisistema deciden hoy si dan apoyo definitivamente a los Presupuestos de la Generalitat de 2017. Lo harán durante la reunión del consejo político y del grupo de acción parlamentaria, de la que forman parte 65 personas. El “sí” parte con ventaja, lo que supone dar luz verde a la convocatoria del referéndum sobre la independencia de Cataluña. De confirmarse ese sentido del voto, ya no habría excusas para el presidente Carles Puigdemont. Y la amenaza de un adelanto electoral quedaría despejada.

Un adelanto que solo conviene a ERC, según los últimos sondeos de intención de voto, en los que el partido de Oriol Junqueras parte como favorito, mientras que PDECat y la CUP se hunden.

La última palabra

De nuevo, los cupaires tienen la última palabra sobre el futuro inmediato de Cataluña. La negativa del Gobierno catalán a negociar sus cuentas con otros grupos parlamentarios ha provocado que, al igual que ocurrió con la investidura de Carles Puigdemont o en la cuestión de confianza --derivada precisamente del rechazo de los antisistema a las cuentas de 2016--, la agenda política esté marcada por la CUP.

La votación de hoy viene precedida por el apoyo que los antisistema han dado a los Presupuestos de cada departamento de la Generalitat en las correspondientes comisiones parlamentarias. Ahora ha llegado la hora de la verdad. Un “sí” a las cuentas en el pleno del Parlamento catalán, previsto para los días 8 y 9 de febrero, allana el terreno hacia el referéndum señalado para el mes de septiembre, con el consecuente enredo judicial que eso supone, ya que el Gobierno español, como ha dicho reiteradamente, no va a consentir que se celebre.

La Constitución catalana

Los antisistema han presionado hasta el último momento, tanto en el terreno de la reivindicación social --apoyo a la huelga de la enseñanza, reclamación de un aumento del IRPF en las rentas más altas-- como en el identitario. En este sentido, aprietan ya a Junts pel Sí con la elaboración de la futura Constitución catalana.

La CUP exige la creación de un organismo vinculado a la Consejería de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia que determine una dotación de recursos para poner el marcha la primera fase del proceso constituyente.

Para la CUP “es clave que se apueste por un proceso popular, en el que las directrices de la futura Constitución nazcan del debate y la participación de la gente, lejos de buscar un grupo de expertos que redacte ningún proyecto. Y es en este sentido que se está trabajando en coordinación con el Gobierno”.