Menú Buscar
La portavoz de la CUP, Núria Gibert, durante la rueda de prensa que ha ofrecido tras la reunión del consejo político en Perpiñán (Francia). La CUP insinúa su participación en las elecciones del 21D / EFE

La CUP insinúa su participación en las elecciones del 21D

Los radicales decidirán en asamblea el próximo domingo, 12 de noviembre, si concurren a los comicios autonómicos

3 min

La CUP insinúa su participación en las elecciones autonómicas del próximo 21 de diciembre en Cataluña. Pero los radicales decidirán en una asamblea nacional extraordinaria el próximo domingo, 12 de noviembre, si concurren a los comicios regionales.

Los anticapitalistas, en un consejo político que se ha reunido hoy sábado en Perpiñán (Francia), se han inclinado por dejar abiertas todas las posibilidades y decidir en una semana.

Lista única

La CUP deberá decidir si toma parte en las elecciones autonómicas y, en caso afirmativo de qué forma lo hace: en solitario o en una lista unitaria. La portavoz del secretariado nacional, Núria Gibert, ha declarado que no importa tanto el cómo, sino el qué.

Sus antiguos aliados parlamentarios PDeCAT y ERC, antes en coalición en Junts pel Sí (JxSí), se inclinan por participar en la cita electoral en listas separadas independentistas que recojan todos los votos de este espectro.

Una corriente interna de la CUP, Poble Lliure, ha propuesto hoy una candidatura "amplia ganadora" para ir a las urnas el 21D. Su portavoz, Guillem Fuster, ha explicado que esta mayoría también se deberá comprometer a "hacer efectiva" la república catalana a partir del 22 de diciembre.

Puigdemont quiere liderar

El propio expresidente catalán Carles Puigdemont se ofreció el viernes a encabezar una candidatura secesionista al Parlament desde su exilio en Bruselas (Bélgica). 

Si se fragua esa coalición descabezada, el también exalcalde de Girona tendría que hacer campaña desde la capital comunitaria, ya que sobre él pesa una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) por presunta rebelión, sedición y malversación.

Con todo, ni la euroorden ni un eventual ingreso preventivo en prisión cuando fuera entregado a España impedirían a Puigdemont formar parte de una candidatura electoral hasta que fuera condenado.

Gibert ha puesto en duda las "garantías" de las elecciones del 21D en un contexto que califica de "excepcionalidad", con una "invasión y ocupación del espacio público", al que suma "la detención de cargos electos" y cierta "suciedad informativa".