Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La diputada de la CUP Eulàlia Reguant en una entrevista de Europa Press / DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

La CUP cree que Junts quiere “ganar en los despachos lo que perdieron en las urnas”

Eulàlia Reguant reprocha a ERC a no atreverse a contrariar a los de Carles Puigdemont

5 min

La CUP lanza un ataque a Junts per Catalunya (JxCat) por paralizar la formación de un nuevo Govern independentista. La diputada de los anticapitalistas en el Parlament, Eulàlia Reguant, ha asegurado que los de Puigdemont quieren “ganar en los despachos lo que perdieron en las urnas” y ha añadido que JxCat todavía no ha digerido el haber quedado por detrás de ERC en los comicios del 14F.

Reguant ha aseverado, en una entrevista de Europa Press, que la abstención de Junts a la investidura del candidato republicano Pere Aragonès viene dada por esas reticencias de dejar de ser la fuerza hegemónica tras la era convergente. La dirigente de la CUP, además, ha remarcado que esta actitud durante la negociación responde a una estrategia “para hacerse valer y de intentar a última hora arañar más cosas, porque se acaban los plazos”.

ERC no se enfrenta a JxCat

La diputada de la CUP también ha afeado a ERC que no se atreva a llevarles la contraria y cree que los republicanos han sido “tímidos” en el acuerdo que han alcanzado los anticapitalistas porque estaban pensando en que debían contentar después a Junts para gobernar juntos. De hecho, Reguant ha criticado que ya hicieron lo mismo con la presidencia del Parlament y la composición de la mesa.

“Hasta dos días antes no pusieron sobre la mesa que entendían que la Presidencia del Parlament les tocaba a ellos --a Junts--, un concepto un poco perverso, ahora me toca porque me toca”, ha explicado Reguant. En este sentido, ha calificado a ERC con el “síndrome del hermano pequeño que no se atreve a enfrentarse o llevar la contraria al hermano mayor”, en referencia a JxCat. La líder de la CUP ha solicitado a los republicanos “más valentía para proponer políticas de izquierdas y transformadoras”.

La CUP no cree en la mesa de diálogo

La diputada anticapitalista ha negado que la CUP dé dos años de margen a la mesa de diálogo en el acuerdo con ERC, sino que, según ella, deja que los republicanos exploren la vía de la negociación con el Estado. Así, ha dejado claro que los cupaires no se implicarán porque no creen en ella, mientras defienden que hay que ir preparando un nuevo “embate” desde el inicio de la legislatura.

“Ha habido quien interesadamente ha querido decir que la CUP ha puesto dos años de margen a la mesa de diálogo, y lo que está escrito en el acuerdo no es eso. Y si queda duda: nosotros no damos dos años de margen a la mesa”, ha sentenciado Reguant. La diputada ha defendido que el “embate democrático” debe construirse desde el principio de la legislatura para que permitan hacer las cosas mejor que en 2017, en referencia al referéndum del 1-O.

Reguant contra el ‘Consell per la República’

La CUP insiste en reformar el Consell per la República que lidera Carles Puigdemont como centro de debate independentista. “Tal y como se ha construido estos años, es una herramienta partidista” de Junts, ha asegurado Reguant, quien ha pedido que debe haber un espacio para “trabajar el consenso entre las tres principales fuerzas independentistas y las dos principales organizaciones de la sociedad civil”.

Reguant no ha descartado que este órgano pueda llegar a ser un espacio de coordinación del movimiento independentista. No obstante, ha insistido en que “el debate sobre el consenso estratégico va más allá de una legislatura parlamentaria, no es solo una cuestión de Govern o Parlament”, definiendo las líneas generales de la estrategia independentista de los anticapitalistas.

Destacadas en Política