Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los portavoces de la CUP explican el escrache a la sede del PPC para reclamar el referéndum / CG

La CUP escenifica la división con el Govern por el escrache en la sede del PPC

La formación independentista considera “desmesurada y desproporcionada” la condena de ERC y PDECat a la acción “pacífica” y “sin violencia”

4 min

La CUP escenifica la división con el Govern por las acciones de protesta de Arran, organización vinculada a la formación independentista, ante la sede del PPC el lunes.

La diputada de la CUP Anna Gabriel califica de “desmesurada y desproporcionada” la condena de ERC y PDECat por la protesta “absolutamente pacífica” y “sin ningún tipo de violencia” de Arran ante la sede de los populares en Cataluña. Solo se utilizaron “adhesivos, carteles y urnas”; “no hubo ningún daño físico ni material”.

Reacciones en cadena

En esta línea, a la CUP le “preocupan” “las reacciones de condena en cadena” que vinculan “conceptos de violencia y libertad de expresión”, en referencia a ERC, PDECat y CSQEP: “Se trata de unas reacciones desmesuradas y desproporcionadas que nosotros criticamos”. La sede del PP ha sido lugar de otras protestas, ha recordado.

Gabriel ha reivindicado, en nombre de la CUP, “todas las acciones de protesta” que se puedan hacer ante sedes de partido “y más como, en este caso, se trata del partido que gobierna el Estado y que es el responsable de las querellas, amenazas y la negación del derecho de autodeterminación de Cataluña”.

El paro, arma contra el Gobierno

En rueda de prensa, la diputada de la CUP ha apoyado en público a los militantes de Arran, “organización antifascista que supera en mucho la lucha contra el fascismo de algún partido que ayer se llenaba la boca llamando fascistas” a los asaltantes. Gabriel participó en el acto a título personal, como “militante de la izquierda independentista”.

Gabriel ha añadido: “El escarnio no es delito y, puesto que no hubo violencia, no hay base para ninguna querella aunque, en todo caso, las amenazas del PP contra el independentismo para nosotros no tienen valor; lo que sí que lo tiene son sus amenazas contra el referéndum, que es patrimonio de todo el país”.

La diputada independentista ha volteado la situación asegurando que “violencia, seguramente, es lo que hace el PP con sus políticas, ¿o acaso enviar a un 25% de los jóvenes al paro es normalidad democrática y poner urnas ante la sede del PP es violencia y fascismo?”.

Denuncia ante los mossos d'esquadra

El PP catalán, por su parte, ha presentado ante los Mossos d'Esquadra una denuncia contra el escrache y ha hecho constar que, entre los concentrados, estaban la diputada de la CUP en el Parlament Anna Gabriel y el exdiputado David Fernàndez.

La denuncia se presentó el lunes por la tarde y se adjuntan las imágenes de las cámaras de seguridad de la entrada de la sede del PPC, en la que irrumpieron los concentrados, ha informado el partido en un comunicado.

El texto constata que era una concentración no comunicada; que impedía la entrada y salida del personal; que se pegaron carteles y adhesivos de Arran y en defensa del referéndum y de la independencia; que los manifestantes se negaron a irse, y que llamaron a los Mossos para que les identificaran y desalojaran.