La CUP celebra la sentencia de Estrasburgo con quema de fotos del Rey

Decenas de jóvenes se concentran ante el Ayuntamiento de Banyoles para prender fuego a imágenes de Felipe VI

Imagen de un grupo de jóvenes convocados por la CUP anoche ante el Ayuntamiento de Banyoles / RÀDIO BANYOLES
14.03.2018 08:59 h.
3 min

Un grupo de personas quemó anoche fotos del rey Felipe VI ante el Ayuntamiento de Banyoles (Girona) para celebrar la decisión del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de condenar a España por una sentencia contra dos jóvenes por una acción similar.

La concentración tenía por objetivo festejar la condena hecha pública este martes que obliga a indemnizar a los dos condenados por la Audiencia Nacional en 2008 por un delito de injurias a la Corona por quemar una foto de los Reyes en una manifestación en Girona en 2007.

La CUP por Twitter

La convocatoria pedía llevar una foto del Rey y unirse a un brindis con cava para demostrar que no hay miedo "a ejercer la libertad de expresión y la crítica contra la monarquía posfranquista", según afirmaba en su cuenta de Twitter la CUP del Pla de l'Estany (Girona).

La condena a España del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) dio lugar ayer a un debate en el pleno de Congreso, donde ERC presentó una propuesta para despenalizar las injurias a la Corona, que fue rechazada.

Rechazo por 249 votos

Con 249 votos en contra de PP, PSOE, Ciudadanos y algunos miembros del grupo mixto, el pleno se negó a tomar en consideración de la proposición de ley de ERC.

No era la primera vez que los soberanistas intentan que salga adelante su propuesta de sacar del Código Penal las injurias a la Corona y los ultrajes a España. Lo hizo en 2008, 2011 y 2012 sin éxito e, incluso, en diciembre de 2016 en la Comisión de Justicia de la Cámara, que tampoco le apoyó.

Cargas contra el PSOE

El diputado de ERC Gabriel Rufián fue el encargado de defenderla, en una intervención con la que dijo que trataba de convencer al PSOE para que se pusiera de su parte, ya que de PP y Ciudadanos "nada" esperaba.

Pero de nada le sirvió, porque el diputado socialista José Andrés Torres Mora rechazó la iniciativa: "La libertad no es hacer mi capricho, sino que alguien no me someta al suyo". También ha acusado al partido de Rufián de no querer despenalizar la crítica, sino de pretender "convalidar la violencia verbal".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información