Menú Buscar
Carles Riera, líder de la CUP en el Parlament / EUROPA PRESS

La CUP se abre a reciclar a sus exdiputados e incluirlos en las listas al Congreso

La formación antisistema avanza hacia la profesionalización de la política que tanto criticaba en el pasado y justifica su salto a Madrid con la "represión" que, a su juicio, existe en Cataluña

3 min

La CUP, camino a profesionalizar la política. La formación antisistema, que empezó siendo una fuerza municipalista, ha decidido concurrir a las elecciones generales, pese a que la última vez que se preguntó a la militancia sobre esta cuestión votaron significativamente en contra.

Además, el diputado de la CUP en el Parlament Carles Riera ha abierto ahora la puerta a incluir a personas "con experiencia y trayectoria", como exdiputados cupaires, en la lista del partido al Congreso para las elecciones generales del 10 de noviembre. 

Sin nuevos liderazgos

En una entrevista en TV3 ha explicado que el 5 de octubre elaborarán la lista electoral de la formación y ha recordado que en la Assemblea Nacional que la CUP celebró en julio se aprobó la posibilidad de que exdiputados pudieran volver a concurrir en elecciones, acabando así con la normativa interna que fijaba que los diputados el Parlament solo podían estar una legislatura en la Cámara.

Riera ha destacado que de esta manera la CUP puede potenciar sus capacidades aprovechando la experiencia de personas que ya han estado en las instituciones: "Son momentos que piden sumar e incluir, no restar". 

Butaca en Madrid para afrontar la "represión"

El motivo que esgrimen para dar este salto a Madrid es la coyuntura política de "represión" que, a su juicio, se vive en la región. Riera, en la cadena pública autonómica, ha reiterado que la CUP se presenta a las elecciones generales para defender la autodeterminación y la amnistía de los presos soberanistas en "un nuevo campo de batalla, el Congreso de los Diputados", debido a la situación de excepcionalidad que se vive en Cataluña, sobre todo después del encarcelamiento de siete miembros de los CDR.

"El Estado nos ha presentado el prólogo de las sentencias con voluntad de generar miedo, generar criminalización hacia el movimiento independentista y con la voluntad de anticipar un clima político previo a la publicación de las sentencias. El Estado ya ha hablado y la CUP ha decidido que también queremos hablar de cara y en su terreno", ha remachado.