Menú Buscar
Disputa en Canet de Mar por las cruces amarillas independentistas en la arena de la playa / CG

La CUP prepara 150 mociones contra los "fascistas" que quitan lazos amarillos

Los antisistema instan a los ayuntamientos donde tienen representación a condenar el “asalto” en la playa de Canet y la actuación de Cs en el Parlament

28.05.2018 13:08 h.
3 min

La CUP-Poble Actiu propone presentar mociones de condena a los “fascistas” que quitan símbolos independentistas en los 150 municipios de los países catalanes donde tiene representación. Los antisistema pretenden, con esta iniciativa, expresar el rechazo “al auge de episodios de violencia e impunidad policial que se han producido en los últimos meses en los Países Catalanes y con especial virulencia en Cataluña”. Ponen como ejemplo “el asalto fascista del 21 de mayo en Canet de Mar o la legitimación y cobertura de este tipo de ataques fascistas que escenificó el diputado de Ciudadanos Carlos Carrizosa en el Parlament el 25 de mayo”. Carrizosa retiró de la bancada más próxima a los escaños de la formación naranja lazos amarillos que representan a los diputados fugados o encarcelados.

Combo de fotografías del portavoz del grupo parlamentario de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, retiró un lazo amarillo colocado en el banco del Govern, durante el pleno del Parlament convocado / EFE

El portavoz de Ciudadanos, Carlos Carrizosa, retiró un lazo amarillo colocado en el banco del Govern

En la moción municipal propuesta por la CUP se denuncia “la intervención interesada por parte de determinados actores políticos e institucionales, que justifican las escenas de violencia policial vividas en nuestro país y que han dado la vuelta al mundo, y que esconden y amparan, por activa o por pasiva, las agresiones violentas que se han multiplicado en los últimos meses y que, a pesar de ser muy minoritarias, corremos el peligro de que sigan ampliándose y puedan generar un conflicto mucho más importante”.

Motivos ideológicos

En el texto se condena “el clima de confrontación social que el Estado y sus aparatos están intentando crear ejerciendo impunemente violencia contra la población de Cataluña por motivos puramente ideológicos».

«Estas expresiones de violencia –añaden-- son absolutamente minoritarias y no son producto en ningún caso de ningún tipo de enfrentamiento civil entre partidarios de una u otra identidad nacional, sino que son expresiones muy minoritarias de odio, que hay que aislar y responder desde la sociedad civil y desde las instituciones con más diálogo, más democracia y más derechos políticos y sociales”.

La moción insta a condenar las acciones violentas contra el movimiento democrático y no violento que se producen desde el 8 de septiembre; a que los ayuntamientos muestren solidaridad y ofrezcan apoyo legal a las víctimas. También proponen instar al Parlament a realizar “todas las acciones que estén a su alcance para denunciar ante instituciones internacionales todos estos casos y el papel que toma el Estado ante estos hechos”.

La presentación de la moción ya ha sido anunciada por algunas asambleas locales como la de Vic, Tarragona o Darnius.