Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (i), y el presidente de Òmniun Cultural, Jordi Cuixart, durante el pregón de la Fiestas de Gràcia 2021 / ALEJANDRO GARCÍA - EFE

Cuixart se va a vivir a Suiza para "alcanzar la república catalana"

El expresidente de Òmnium indultado por el 'procés' seguirá denunciando a España desde el país helvético, donde su empresa está creando un centro de innovación

Ricard López
3 min

Jordi Cuixart, expresidente de Òmnium Cultural, ha anunciado este lunes que traslada su residencia a Suiza "temporalmente" para seguir denunciando a España desde el exterior y "alcanzar la república catalana", según sus palabras.

El dirigente, indultado por el Gobierno español el año pasado tras haber sido condenado por sedición por el procés, ha explicado que, a partir de ahora, se encargará de representar la estrategia internacional de Òmnium en Europa, con el "objetivo de seguir denunciando la vulneración de derechos fundamentales por parte del Estado español" (sic), y coincidiendo con la causa que tiene abierta en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) para denunciar a España, según indica la entidad ultranacionalista en un comunicado.

Así lo ha dicho Cuixart junto a su sucesor, Xavier Antich, y la abogada Anaïs Franquesa, en un acto de Òmnium sobre la campaña Catalangate en Sant Just Desvern (Barcelona), donde el ahora presidente de Òmnium Civil Rights Europe (OCRE) ha justificado su decisión de trasladarse a Suiza con argumentos como este: "Queremos utilizar todos los frentes para conseguir nuestro objetivo, que es alcanzar la república catalana".

Intereses empresariales

Uno de estos frentes desde donde esta asociación fundada por un grupo de empresarios en 1961, y subvencionada por la Generalitat, seguirá denunciando lo que denomina "represión" contra el independentismo será la sede de Naciones Unidas.

Así lo ha asegurado Cuixart, que a su vez sigue ejerciendo de empresario al frente de Aranow, una empresa con sede en Polinyà (Barcelona) y que está creando un centro de innovación en Suiza con una universidad del país.

Por su parte, su sucesor en la presidencia de Òmnium, Xavier Antich, ha denunciado que el supuesto espionaje a dirigentes secesionistas a través del programa Pegasus es "una anomalía democrática, es gravísimo, es un escándalo monumental". Según él, esta vigilancia afectó a más de 60 personas que han sido "espiadas con una intencionalidad política explícita", si bien esta acusación --y sus sospechas contra el Gobierno español-- ha sido puesto en duda por más de un centenar de académicos, que han cuestionado el rigor y la credibilidad del estudio de CitizenLab al respecto.