Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Jordi Cuixart, pregonero de las Fiestas de Gràcia / EFE

Cuixart convierte el pregón de las Fiestas de Gràcia en una arenga independentista

El líder de Òmnium Cultural, condenado por sedición por el 1-O, reclama el retorno de los "exiliados" y la libertad de los "presos políticos"

4 min

El nacionalismo ha monopolizado el arranque de las Fiestas de Gràcia. La elección del presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, como pregonero de la popular festividad barcelonesa ha convertido el tradicional discurso inaugural en una arenga independentista.

Cuixart --condenado a nueve años de cárcel por sedición y posteriormente indultado-- ha aprovechado la ocasión para reclamar la libertad de los "presos políticos" y el regreso de los "exiliados". Junto al dirigente se hallaba la alcaldesa, Ada Colau --que ha recibido un sonoro abucheo de los asistentes--, el presidente del consejo del distrito de Gràcia, Ferran Mascarell, y el concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, Eloi Badia.

"Viva los Países Catalanes"

Un discurso que ha iniciado con la consigna "viva Cataluña y viva los Países Catalanes". "Quiero tener un recuerdo profundo para nuestros exiliados. No habrá una fiesta mayor hasta que no regresen nuestros exiliados. Os queremos en casa", ha dicho.

El dirigente ha hecho una mención expresa a la exdiputada cupera Anna Gabriel, huida a Suiza ante la apertura del juicio del 1-O. Además, Cuixart ha agradecido el apoyo que recibió durante sus permisos carcelarios por parte de un colectivo joven local. "No os podéis imaginar la fuerza que sentíamos toda la familia", ha afirmado.

"Lo volveremos a hacer"

El líder de Òmnium Cultural ha repetido su lema particular "Ho tornarem a fer" ("Lo volveremos a hacer"​). "Os emplazamos a volverlo a hacer, a no renunciar nunca a volverlo a hacer, a la victoria y a la libertad", ha declarado, entre vítores de los asistentes y gritos de independencia. Por otro lado, Cuixart ha apoyado iniciativas como las del Sindicat de Llogaters, el Rebost Solidari y la manifestación Volem Acollir.

"No vemos ninguna bandera que puede tapar el aplauso de un equipo de refugiados, mientras los gobernantes no son capaces de abrir vías seguras para que la gente quiera llegar a Cataluña y a los Países Catalanes. Queremos acoger", ha reivindicado. También ha dicho que "la lucha no violenta es también la respuesta ante la emergencia climática".

La oposición, en contra

La designación de Cuixart no estuvo exenta de contestación por parte de las fuerzas de la oposición en el Ayuntamiento. Cs y PP rechazaron el nombramiento del dirigente nacionalista porque consideraron que politizaba la festividad. Luz Guilarte, portavoz municipal del partido naranja, solicitó una rectificación para evitar que "un condenado por sedición" difundiera su "odio" en el pregón.

Por su parte, el popular Óscar Ramírez vinculó la elección con la aprobación por parte de ERC y Junts a los presupuestos del consistorio. Por último, Alberto Lacasta (PSC), edil en el distrito de Gràcia, también criticó la decisión tomada de forma "unilateral" por el concejal Badia, ya que politizaba un acto que debía ser de "unión".