Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Guardia Civil entrando en el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), el llamado 'CNI catalán' / EFE

Bronca y denuncias por acoso sexual en el 'CNI catalán'

Los sindicatos denuncian una estrategia para "hundir a Enerpro", responsable de la vigilancia del CTTI, el cerebro digital de la Generalitat de Cataluña

3 min

Guerra y denuncias por presunto acoso sexual en el llamado CNI catalán. Vigilantes de seguridad del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI) han denunciado un intento concertado de "hundir" a Enerpro, la empresa que custodia el cerebro tecnológico de la Generalitat de Cataluña.

El origen del conflicto se sitúa en dos denuncias por acoso interpuestas por dos trabajadores de la subcontrata contra otros dos compañeros. ¿El motivo? Presunto acoso. La empresa siguió el protocolo y activó el protocolo de conductas abusivas sexuales, tal y como marca la normativa vigente. Los procedimientos siguen en marcha.

"Es falso"

La pugna dentro del organismo público ha surgido porque se asegura que las quejas por presunto asalto de carácter laboral o sexual "son falsas". Es lo que denuncian nueve de los 12 vigilantes del centro, adscrito al Departamento de Políticas Digitales y Administración Pública. Alertan de que los escritos son puro artificio destinados a "hundir a Enerpro", la empresa de seguridad que vigila el CTTI.

En una carta interna a la que ha podido acceder este medio, los trabajadores afirman de que las denuncias son una añagaza vinculada a un "sindicato anarquista", el STS-C, que habría, según ellos, "torpedeado la paz social tras dos años de calma absoluta". Incluso van un paso más allá al mantener que las acciones judiciales se dieron después de que dos afiliados a esta agrupación antisistema "no consiguieran echar a dos compañeros". Han utilizado, según los firmantes, el "chantaje y la falta de pruebas".

"'Modus operandi' habitual"

La misiva interna asegura que este modus operandi es "el habitual" en este sindicato para "desgastar y presionar" a los clientes. En este caso, Enerpro, empresa de seguridad con sede en Barcelona y que presentaría, hasta el momento, una hoja de servicios intachable.

Fuentes consultadas cercanas al conflicto en el CTTI han lamentado la estrategia de denunciar para activar el protocolo por presuntas agresiones y, a la vez, concentrarse ante la puerta de la instalación en paralelo a las acciones legales. "Es lamentable que la interlocución social pase por estos cauces, especialmente en una instalación sensible como es el centro", han apostillado. El protocolo de actuación sigue en marcha.

Destacadas en Política