Menú Buscar
El portavoz de Cs en el Parlament, Carlos Carrizosa (d), quiere retirar los lazos amarillos de los espacios públicos  / EFE

Cs llevará al Govern a la Junta Electoral para que retire los lazos amarillos

El organismo obligó la retirada de símbolos independentistas en las anteriores elecciones catalanas

06.03.2019 12:35 h.
3 min

Enésimo intento de Ciudadanos para retirar los lazos amarillos de los espacios públicos, esta vez en precampaña para municipales y generales. El portavoz en el Parlament, Carlos Carrizosa, ha dado "el tercer y último" aviso al Govern para que quite la simbología independentista de los edificios e instituciones. El político naranja ha advertido que esta situación puede "manchar las elecciones" y afirman que irán a la Junta Electoral este jueves para registrar la petición. 

El consejero de Acción Exterior de la Generalitat, Alfred Bosch, le ha replicado con una defensa de la libertad de expresión contra "un color" y ha asegurado que "haremos es lo que haga falta para garantizar el libre ejercicio del voto". De hecho, el conseller ha aprovechado para reclamar que si los constitucionalistas quieren dejar de ver lazos amarillos, "que dejen de haber presos políticos". 

Ofensiva institucional

Ciudadanos presentó el pasado lunes en paralelo una petición en el Ayuntamiento de Barcelona que exigía la retirada de la simbología amarilla que pide la libertad de los presos independentistas. Este reclamo, que también se envió a la Generalitat, ha sido ignorado de momento por dichas instituciones. 

La ofensiva también va contra partidos opuestos a la independencia. De hecho, una denuncia de este partido en Blanes (Girona) ha provocado que el alcalde del municipio, el socialista Mario Ros, esté investigado por colocar pancartas a favor de los políticos encarcelados. El portavoz Cs en la localidad gerundense celebró la decisión por Twitter, algo a lo que se sumó Carlos Carrizosa. 

Elecciones 21D

En esas elecciones también hubo polémica por la presencia de lazos amarillos en el espacio público. En esa contienda, la Junta Electoral publicó la obligación de notificar la presencia de lazos amarillos en las calles y los espacios públicos. Así, la policía tuvo que levantar acta de estos sucesos a lo largo de la campaña. 

Esta situación provocó que los Mossos d'Esquadra retiraran los lazos amarillos del árbol de Navidad que había en la delegación de la Generalitat en Girona. De la misma forma, el ayuntamiento de la capital de provincia tuvo que retirar la simbología independentista de su fachada. 

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información