Menú Buscar
Cristina Nadal, nueva directora general de Planificación de la Consejería catalana de Salud / CG

Una exdirectiva del sector privado dirigirá la sanidad catalana

Cristina Nadal, que fue oncóloga de Barnaclínic durante 17 años, nombrada directora general de Planificación Sanitaria por ERC

4 min

Una directiva procedente del sector privado trazará las líneas maestras de la sanidad pública catalana. Cristina Nadal Sanmartín, que fue oncóloga en Barnaclínic, la parte privada del Hospital Clínic Barcelona, durante 17 años, ha sido nombrada directora general de Planificación Sanitaria por ERC.

El nombramiento de Nadal ya es oficial en el Diario Oficial de la Generalitat de Cataluña (DOGC). Ocupará un puesto hasta ahora vacante y desempeñará funciones como el "despliegue del Plan de Salud de Cataluña o "formular los objetivos estratégicos de la prestación de servicios sanitarios de cobertura pública" en la región. Su designación es de hecho un ascenso, ya que la oncóloga ya ocupó el puesto de directora del área de Atención Sanitaria del Departamento durante la pasada legislatura. Fue el cerebro, por ejemplo, del Plan Nacional de Urgencias de Cataluña (Planuc) y dio la cara durante la saturación de hospitales por el pico de gripe.

"No es excesivamente ético"

Preguntados por la cuestión, fuentes de los mayores sindicatos de la sanidad catalana han manifestado sus discrepancias con el nuevo cargo de la doctora Nadal. "El hecho de que sea una profesional fogueada en la sanidad privada, sumado a la preferencia del doctor Josep Maria Argimon --nuevo director gerente del Instituto Catalán de Salud (ICS)-- por los consorcios, se desvía del compromiso inquebrantable del Departamento con la red asistencial pública", han indicado voces de la parte social. A ello se le suman "los continuos cambios de ERC en el Departamento, que dificultan la interlocución con los representantes del sector".

"No es demasiado ético", ha señalado otro representante de una de las centrales con mayor implantación. "Por un lado, porque los directivos que han trabajado en una entidad mercantil deben esperar dos años para incorporarse a un cargo en el sector público directamente vinculado a su anterior posición, y viceversa. Este nombramiento, aunque legal, aprueba justo [Nadal dejó Barnaclínic en 2016, según su perfil en las redes sociales]", ha manifestado. "A ello se le suman algunas prácticas generales de beneficiar a uno u otro dispositivo o empresa en salud, en lo que es prácticamente una suerte de tráfico de influencias", ha agregado.

"Una mala noticia"

Más duro ha sido un portavoz de la plataforma Tanquem Barnaclínic. Ha recordado que "no es de recibo que alguien que trabajaba en la pata privada de un consorcio, exprimiendo los recursos de éste, pase a planificar la sanidad catalana". La misma fuente ha recordado que el Departamento de Salud aún no ha concretado qué "reformulación" hará de Barnaclínic, una iniciativa que anunció el exconsejero catalán de Salud huido de la justicia, Toni Comín, en 2016.

Cabe recordar que la nueva consejera de Salud, Alba Vergés, ha acometido diversos cambios en poco tiempo en el Departamento. Nombró al doctor Argimon como nuevo director gerente del ICS y a Adrià Comella al frente del CatSalut. Fulminó así a Candela Calle, cuya destitución había planeado sobre la Consejería la pasada legislatura, y desplazó a David Elvira, que cesó de forma voluntaria. Además de los movimientos en la cúpula del departamento, los sindicatos y las plataformas defensoras de la sanidad pública critican a Vergés por su escaso conocimiento de la cartera que dirigirá.