Menú Buscar
Laura Pérez, concejal de Barcelona en Comú en el Ayuntamiento de Barcelona, ante grupos vecinales protestando por la inseguridad en los barrios de Barcelona / CG

Así trata de tapar la alcaldesa de BCN la crisis de seguridad... y esto contesta 'Crónica Global'

Laura Pérez, munícipe accidental por las segundas vacaciones de Ada Colau, trata de amedrentarnos tras revelar que empresas de reparto evitan zonas conflictivas

29.08.2019 00:00 h.
13 min

Es el intento de la alcaldesa de Barcelona de tapar las informaciones sobre la crisis de seguridad en la urbe. Laura Pérez Castaño (Barcelona en Comú), munícipe accidental por las segundas vacaciones de Ada Colau este verano, ha remitido una misiva en la que pide una rectificación a Crónica Global y amenaza con acciones judiciales si no le satisface la respuesta.

En una carta remitida por burofax, que Pérez Castaño firma de su puño y letra, exige la primera edil una rectificación en la misma sección y con la misma relevancia que la noticia inicial, en la que se señalaba que empresas de mensajería (MRW y Seur) y de e-commerce (Amazon) evitan zonas de Barcelona en una decisión que coincidía con el repunte de la delincuencia en la capital catalana. Exige la política que se deje claro que las compañías han desarrollado el servicio de reparto en Barcelona con normalidad, "sin variaciones respecto a las condiciones de prestación en períodos anteriores”.

Amaga con emprender acciones legales

Pide también la concejal de BComú que se enfatice que “las limitaciones en el servicio de reparto de la empresa MRW en el área del Besòs responden a la política contractual de la empresas”. Sostiene el consistorio que la zona conflictiva excluida del reparto por MRW, que comprende 42 calles, “no tiene relación alguna con presuntas crisis de seguridad producidas este verano”.

No se detiene aquí la representante del ejecutivo local. Asegura que la información afecta al “prestigio e imagen de Barcelona” y que podría incluso “provocar perjuicios económicos y sociales a los intereses de nuestra ciudad y, por lo tanto, a su ciudadanía”. Son mimbres suficientes, según la dirigente de la coalición de izquierdas, para amagar con acudir al juzgado de primera instancia si no hay rectificación.

El burofax enviado por el Ayuntamiento de Barcelona a 'Crónica Global' / CG

Acción sin precedentes

El intento de amedrentar con una petición de rectificación y con el anuncio de que, si esta no se produce, el ayuntamiento acudirá a los tribunales, en una acción contra un medio de comunicación inédita en la presente legislatura y la pasada, coincide con nuevas informaciones sobre la crisis de seguridad que azota la segunda mayor ciudad española.

Ejemplos de ello son las quejas de vecinos del barrio de Horta-Guinardó sobre un foco de inseguridad en la confluencia de las calles Sant Gaudenci y Salses o la nueva nota del consulado general chino en Barcelona con un decálogo de autoprotección para sus turistas y súbditos de este país que viven en la urbe. Crónica Global dio cuenta de ambas ayer miércoles.

¿Quién firma la carta?

El intento de entorpecer la labor informativa de este medio lo firma Laura Pérez Castaño, concejal de Feminismos y LGTBI del Ayuntamiento de Barcelona. La concejal es alcaldesa accidental de Barcelona en sustitución de Ada Colau, que se marchó de vacaciones el 9 de agosto y sigue en sus días de asueto, salvo por una pausa para acudir a los actos de homenaje a las víctimas del atentado yihadista del 17 de agosto de 2017 en Barcelona.

Pérez Castaño (1982) es secretaria general de Podemos en Barcelona desde junio de 2018, cuando se impuso en la votación para elegir líder para el partido morado en la Ciudad Condal con 640 votos, el 58% de los inscritos. Asegura Pérez en sus currículos públicos que estudió la carrera de periodismo pero no la acabó, y que completó su formación reglada con el “trabajo de cooperación”, que la llevó a vivir en Suramérica durante tres años. La edil fue criticada por varios medios de comunicación por criticar la edad Ernest Maragall, candidato de ERC a la alcaldía de Barcelona, durante la campaña de las últimas elecciones municipales. 

... y así responde el medio

A las pocas horas de recibir la misiva del Ayuntamiento de Barcelona, Crónica Global respondió en tiempo y forma al proceso reglado de petición de rectificación. En una carta firmada por el vicepresidente de Crónica Global Media SL y consejero delegado, Xavier Salvador, el medio contestó en cinco puntos a la petición de la jefa accidental del Ejecutivo local de Barcelona. Consideró el medio digital que no procede a la rectificación por cuanto MRW no reparte en 42 calles de Barcelona, que coinciden con el barrio del Besòs, el señalado por CG en todas las informaciones. Además, otros medios como Voz Pópuli han agregado a Seur, con dos calles en el Raval en las que no repartiría por ser zona conflictiva, a la cuenta general de interrupción de la actividad económica por delincuencia. Agregó el medio que desde la publicación de la información inicial el 22 de agosto, ha incorporado referencias, las versión de todas las empresas y nuevos datos que refuerzan la "calidad, rigor y veracidad" de la información referida.

En el mismo sentido, valoró Crónica Global que la comunicación municipal "parece más orientada a cubrir responsabilidades políticas de la corporación municipal que usted [Laura Pérez] preside circunstancialmente que a aclarar los hechos a los que alude la información". En este sentido, detectó el medio el "exceso de celo" de la jefa accidental de la administración local, cuyas acciones "podrían bordear el ánimo de amedrentar a este medio de comunicación en sus tareas constitucionales de fiscalización de los poderes públicos o cercernar, indirectamente, el derecho a la libertad de información". Con arreglo a lo estipulado a la ley orgánica 2/84 reguladora del derecho de rectificación, el medio recordó a la munícipe temporal y concejal a tiempo completo que el periodista acudió a las fuentes oficiales, que negaron la información, una posición oficial que quedó recogida en un lugar preponderante en el texto y artículos siguientes. Ello no fue óbice para que se consultaran otras fuentes que no son la portavocía oficial de las compañías. En síntesis, la petición municipal "está contenida desde la primera información que se divulgó sobre estos hechos".

La respuesta de 'Crónica Global' a la alcaldesa accidental de Barcelona / CG

Una petición que opta por la "judicialización"

En este sentido, remitió el medio a informaciones siguientes publicadas en las que trabajadores de la empresa MRW contradicen la versión de Javier Calero, consejero delegado, en referencia a la modificación de la operativa de reparto en la zona del Besòs de Barcelona en verano. Una versión que, en lo que respecta a la franja de Alfonso el Magnánimo hasta el término municipal de Sant Adrià de Besós, confirman los vecinos del lugar. Tampoco es menor el hecho de que Seur y MRW son proveedores de Amazon, por lo que difícilmente reconocerán públicamente que no prestan el servicio al que contractualmente están obligadas. Pese a todo, la versión oficial de las tres empresas ha sido recogida desde la primera información publicada, lo que lleva al medio a concluir que en la elaboración de los artículos "se han observado todos los criterios y procedimientos deontológicos que el buen periodismo al servicio de la ciudadanía requiere".

Por lo que respecta a las acusaciones de falsedad que atribuye la alcaldesa accidental, Crónica Global las ve "impropias" y "cercanas a una práctica política en la que abundan los relatos interesados que abusan de la judicialización de las cuestiones públicas para concederles apariencia de legitimidad". De esta estrategia, no obstante, discrepa el medio en la medida en la que "deja en último lugar los intereses reales de los ciudadanos, en este caso de Barcelona". Por todo ello, considera el medio digital que la rectificación no ha lugar.

División en el Ejecutivo local sobre la inseguridad

La nueva posición proactiva del ayuntamiento para con el "prestigio e imagen de Barcelona" se dirige finalmente contra un medio de comunicación tras encajar la urbe artículos muy críticos por el deterioro de su espacio público de otras plataformas informativas de prestigio como el Frankfurter Allgemeine, BBC, Der SpiegelLe Figaro o la prensa coreana y los medios de comunicación y redes sociales chinas. Pese al vapuleo a la imagen pública que han propinado a la ciudad cabeceras de todo el mundo, la alcaldesa Ada Colau ha rebajado la crisis de seguridad que sufre la ciudad, llegando a tildar de "hechos puntuales" los incidentes con arma blanca y repunte de los homicidios en el conteo de muertes violentas entre 2018 y 2019. Asimismo, el ejecutivo local de Barcelona, que comanda temporalmente Pérez Castaño, ha guardado un cómodo silencio ante el aviso del consulado de Estados Unidos en Barcelona a sus turistas para que no se resistan a los robos con violencia, o al duro decálogo de autoprotección del consulado general chino para sus turistas.

Esta posición de negación de la degradación del espacio público la ha verbalizado Colau, sí, pero también la teniente de alcalde de Urbanismo, Janet Sanz. Por ello, hasta 30 asociaciones de vecinos agrupadas en el llamado Tsunami Vecinal pidieron su dimisión. Por contra, el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, sí admitió que las cifras delictivas en la Ciudad Condal no eran buenas y que constituían motivo de preocupación. También lo consideran así los sindicatos de referencia de la Guardia Urbana de Barcelona, Sapol y CSIF, amén de la mayoría de la representación de la parte social de los Mossos d'Esquadra. El portavoz de Fepol, por ejemplo, lamentó el 20 de agosto la "dejadez política" de las administraciones con la seguridad pública en Barcelona. Por contra, el director de la policía autonómica, Andreu Joan Martínez, arropó al gobierno municipal y negó que la situación sea preocupante.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información