Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Acto de la Crida / EP

Solo la mitad de asociados a la Crida se interesa por el futuro de la organización

Las bases avalan convertir el chiringuito independentista presidido por Jordi Sànchez en una fundación a las órdenes del nuevo JxCat de Puigdemont

2 min

El futuro de la Crida Nacional per la República ya no interesa ni a sus propios asociados. El chiringuito independentista fundado por Carles Puigdemont en octubre de 2017 ha llamado a sus bases a votar si debe convertirse en una fundación y solo han respondido 3.776 personas. Esto es, el 54,6% del total de inscritos. 

La votación se abrió el pasado lunes 28 de septiembre y el resultado ha sido el esperado: el 95,3% de los votantes --1.600 personas-- han votado a favor de la disolución de la Crida como organización y el 94% del total --3.548 votantes-- apoyan que, antes de desaparecer, se constituya como fundación.

votacion crida
Resultados de la votación sobre el futuro de la Crida / CNR

Demasiadas siglas

La Crida nació con el propósito de convertirse en un partido político transversal que reuniera a los votantes independentistas, algo parecido a lo que fue Junts pel Sí, pero con Puigdemont y Jordi Sànchez --presidente de la organización-- al frente en lugar de Artur Mas.

La iniciativa no cuajó, ya que ni consiguió adscribir a su causa a políticos fuera de la esfera de la antigua Convergència ni tampoco sumó apoyos entre la ciudadanía. La nimia actividad de este chiringuito ya podría haber sido razón para que fuera disuelto, y a ello se le suma el baile de siglas entre los herederos de CDC.

En la actualidad, el espacio neoconvergente se encuentra dividido por la pugna entre PDECat y Junts per Catalunya, tras la refundación realizada por Puigdemont. Con unas elecciones en Cataluña a la espera de ser convocadas --tras la inhabilitación de Torra--, el expresidente fugado a Waterloo no quiere perder ni un solo voto, por lo que trabaja para que los asociados de la Crida pasen a ser parte del nuevo JxCat.