Menú Buscar
Imagen de una presentació de la Crida Nacional per la República / CG

La Crida aprueba ser la fundación del partido de Puigdemont

El movimiento peronista del expresidente catalán se convierte en fundación y traspasa sus asociados a Junts per Catalunya

3 min

Carles Puigdemont pone orden al espacio político que pivota en torno a su persona. El expresidente catalán prófugo de la justicia en Waterloo (Bélgica) ha conseguido que la Crida Nacional per la República, un movimiento peronista formado por él mismo y Jordi Sànchez, expresidente de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), se integre en su nuevo partido, que ha arañado la marca de Junts per Catalunya. Actuará de fundación.

Lo ha anunciado hoy la propia Crida en su cuenta de Twitter. El movimiento-asociación pilotado que tuvo como portavoz a Toni Morral, primero, y a Ferran Mascarell y a Gemma Geis, despueés, ha anunciado que se convierte en fundación. Y que sus asociados pasan a integrarse a Junts, el partido que presentará Puigdemont el próximo 25 de julio.

Mayoría búlgara

En dos tuits en su cuenta oficial, la Crida, que se presentó hace apenas dos años, ha anunciado su práctica disolución. Con una participación del 40%, el 95,7% de los socios, un total de 7.694 personas, han avalado que el partido se integre en la nueva fuerza del expresident fugado.

Una cantidad muy similar de asociados, un 95,6%, hasta 7.601, han dicho sí a que los asociados de dicha fundación se conviertan automáticamente en miembros del partido cuyo congreso fundacional se iniciará el próximo sábado.

Movimientos en el espacio posconvergente

La disolución --en forma de fundación-- de la Crida Nacional en la fuerza política que prepara Carles Puigdemont era un movimiento ya anunciado. Hoy domingo se formaliza con el aval de sus asociados. Representa un movimiento más dentro del espacio posconvergente, que se presentará fragmentado a las anunciadas elecciones autonómicas en Cataluña.

Puigdemont ha arrebatado al PDeCAT la marca Junts per Catalunya, rompiendo así con este partido, que conserva las cuotas en los debates y los espacios electorales. Fuera del perímetro del independentismo acérrimo se presentará el moderado Partit Nacionalista Català (PNC) de Marta Pascal, mientras que Lliures, Lliga Catalana y Convergents concurrirán juntos a la cita electoral. También Albert Batlle, de Units per Avançar, ahora coaligado con el PSC, ha manifestado su voluntad de presentarse a las elecciones.

Destacadas en Política