Menú Buscar
Oriol Altisench (d), decano de la demarcación catalana del Colegio nacional de Ingenieros de Caminos / CG

Un correo interno revela el caos en el Colegio de Ingenieros de Caminos

Colegiados de base presentan una denuncia deontológica por la 'desconexión' de Cataluña antes de que la junta de gobierno aborde la cuestión

26.10.2018 00:00 h.
8 min

Un correo electrónico interno revela el caos en el Colegio nacional de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Un mensaje enviado por Luis Pena Lasso, director de Producción, Financiación y Servicios Generales, revela que el organismo colegial está instando a las demarcaciones autonómicas a que cumplan el reglamento financiero, algo que negó el Colegio a este medio tras informar Crónica Global que la región catalana había desconectado su caja de la cuenta nacional. 

El mensaje que firma Pena Lasso fue enviado desde su cuenta oficial. El directivo emplaza a una de las demarcaciones del Colegio de Ingenieros de Caminos a "ingresar los visados en cuenta única" y a entregar las "claves de acceso por internet a las siguientes entidades..." habida cuenta de que la región "está pendiente de cumplir" [el Reglamento de Régimen Económico y Financiero]. Cita también Pena Lasso que remite la comunicación "siguiendo instrucciones del secretario general [José Javier Díaz Roncero] y como ya te comenté en un correo anterior".

Mentiras y una denuncia deontológica

El correo electrónico enviado por Pena Lasso con fecha 23 de octubre constata que el Colegio mintió a este medio sobre el cumplimiento del Reglamento Económico, después de que colegiados de base denunciaran que Cataluña, demarcación encabezada por el independentista acérrimo Oriol Altisench, no cumplía. Un portavoz del organismo colegial nacional aseguró entonces a Crónica Global que todas las demarcaciones españolas "se regían" por esta normativa aprobada en junio, que no "existía la desconexión de Cataluña" y que "si alguien tenía información de dicha ruptura, debería comunicarla, pues no constaba".

Extracto del correo enviado por el responsable económico del Colegio nacional a una demarcación regional / CG

Extracto del correo enviado por el responsable económico del Colegio nacional a una demarcación regional / CG

Esa versión queda ahora en entredicho, pues el propio responsable económico del Colegio nacional insta, de forma discreta, a una de las demarcaciones a cumplir el reglamento económico. Hay pues, incumplimiento. Ello no ha pasado desapercibido por colegiados de base. Este medio ha tenido conocimiento de una denuncia deontológica impuesta contra el decano Oriol Altisench y la junta de Cataluña --uno de los que incumpliría-- por vulnerar los artículos 11.1 y 11.2 del Código Ético Deontológico (CED). Los dos preceptos se refieren al cumplimiento de lo establecido en los estatutos del Colegio de Ingenieros, Caminos, Canales y Puertos y la demás normativa, amén de los acuerdos y decisiones de los órganos de gobierno del Colegio. Asimismo, el denunciante cree que Altisench podría estar cometiendo daños que afectan gravemente a la imagen o patrimonio del Colegio, sus órganos o de los colegiados (11.2 CED).

"Asunto interno"

Menos importancia le dan al asunto fuentes oficiales del Colegio. Consultadas por este medio, han indicado que el correo de Pena Lasso "se trata de un asunto menor de orden interno". La comunicación se dirigiría a "alguna demarcación que no haya tenido tiempo de implementar en su totalidad el reglamento financiero, pues se trata de una normativa relativamente nueva, que se implantó el pasado junio". ¿Hay un descontrol de cuentas en el ente madre de los ingenieros españoles de caminos, canales y puentes? "Todas las demarcaciones giran los recibos de los visados de las obras a la cuenta bancaria única nacional. De lo contrario, la junta de gobierno la llamaría al orden, no avalaría los presupuestos y tomaría acciones con posteriodidad a recibir esta información", han agregado.

El presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, José Antonio Santamera / CG

El presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, José Antonio Santamera / CG

La misma fuente ha insistido en el modelo colegial "único" que todas las demarcaciones, incluso la catalana, acusada por algunos colegiados de base de querer independizarse de la sede central, avalan. "La postura oficial del Colegio es que se trata de un asunto de índole interna y menor. Y que el modelo colegial es unificado y se cumplen todas las normativas, como no podría ser de otra manera", ha remachado.

El trasfondo, la 'independencia' catalana

Cualquiera que fuere la versión oficial, la información de que el Colegio faltó a la verdad y escondió que algunas demarcaciones no cumplían el Reglamento Económico --Cataluña sería, según las fuentes consultadas, una de ellas-- y la de la denuncia del colegiado llegan días antes de que la institución que preside Juan Antonio Santamera Sánchez trate la chapuza en su junta de gobierno del próximo lunes 29 de octubre. El orden del día del encuentro abordará, según la información facilitada, el hecho de que solo siete de las 18 demarcaciones estén cumpliendo la normativa económica --algo que vuelve a negar el Colegio--, además de la denuncia del colegiado que avisa de que la región catalana, encabezada por el secesionista Oriol Altisench (foto inferior), es una de ellas.

Oriol Altisench, presidente de la demarcación catalana del Colegio de Ingenieros de Caminos (2i) / CG

Oriol Altisench, presidente de la demarcación catalana del Colegio de Ingenieros de Caminos (2i) / CG

Prueba de esa mala práctica, argumentan, es que la página web oficial de la demarcación catalana del Colegio nacional de Ingenieros de Caminos se presenta como tal y menciona a su junta rectora, cuando lo cierto es que el Colegio es "único", tal y como subrayó la institución en su desmentido enviado a este medio. No hay pues, colegios regionales, solamente demarcaciones y delegados territoriales. Ello apoyaría la tesis de los críticos con Altisench. El que también fue el cerebro de la fallida conexión de los tranvías de Barcelona por la Diagonal, argumentan, estaría tratando de desconectar la institución catalana de la nacional.

Todo ello llega en plena crisis de la delegación catalana. Altisench, su junta y el secretario territorial están siendo investigados por presunto incumplimiento deontológico por su apoyo al referéndum ilegal de independencia de Cataluña del 1 de octubre de 2017 y el posterior paro de país del 3 de octubre del mismo año. Si se declara su culpabilidad, podrían ser inhabilitados para ejercer la labor colegial y, más grave, excluidos del ejercicio de la profesión de ingeniero.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información