Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de la Comisión sobre Asuntos Constitucionales del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, en el Foro de Diálogo España-Italia / EUROPA PRESS

Cooperación o desastre: Europa se juega el futuro con la recuperación y la política migratoria

La segunda jornada del XVIII Foro de Diálogo España-Italia concluye que hay que dejar a un lado la competencia y apostar por la colaboración

13 min

Cooperación entre países o proyecto fallido. Europa se juega su futuro en los próximos meses, los de la recuperación, pero, para ello, debe potenciar sus puntos fuertes (los que le permiten ser un referente en la vacunación) y definir una política migratoria eficaz. Y España e Italia, muchas veces despreciadas por el conjunto, tienen mucho que decir.

Estas son las principales conclusiones de las sesiones del XVIII Foro de Diálogo España-Italia, organizadas por Foment del Treball este viernes y este sábado, y en las que han participado algunos de los principales actores de la política comunitaria, nacional y local.

Sostenibilidad y digitalización

La segunda jornada del foro ha comenzado con el debate Next Generation EU y la transición energética III. En él, el teniente de alcalde de Barcelona, Jaume Collboni (PSC), ha defendido la función del sector público local y el refuerzo de las alianzas público-privadas para que la transformación llegue a todos los pueblos y las pymes. Para ello, considera imprescindibles los fondos europeos.

Collboni ha explicado que el Ayuntamiento de Barcelona "es el primer inversor público" en estos momentos, y que está trabajando en esa transformación en el ámbito de la sostenibilidad y la digitalización. Por ahora, esto se ha materializado en "22 proyectos tractores" y en "seis áreas de desarrollo urbano". Ha defendido que la transformación va alineada en la diversificación.

XVIII Foro de Diálogo España-Italia con Andrea Toselli (PwC) Carlo Bonomi (Confindustria) Jaume Collboni (Ayto.Barcelona) Pierfrancesco Maran (Milán) Marta Llaquet (Saye) Emanuela Furiosi (Bookabook) / EUROPA PRESS
XVIII Foro de Diálogo España-Italia con Andrea Toselli (PwC) Carlo Bonomi (Confindustria) Jaume Collboni (Ayto.Barcelona) Pierfrancesco Maran (Milán) Marta Llaquet (Saye) Emanuela Furiosi (Bookabook) / EUROPA PRESS

Colaborar, mejor que competir

En este primer debate, el presidente de Confindustria, Carlo Bonomi, ha añadido que hay que "aprender de los errores" para favorecer la recuperación y la estabilidad financiera, modificando las reglas europeas con objetivos claros y diferenciados, implementando políticas anticíclicas, mediante la implantación de un presupuesto permanente para Europa, y una mayor participación ciudadana.

Por su parte, el administrador delegado de PwC Italia, Andrea Toselli, ha incidido en que hay que procurar una mayor conciliación y un ahorro de tiempo en el desplazamiento hacia el puesto de trabajo. Asimismo, el consejero de Urbanismo de Milán, Pierfrancesco Maran, ha añadido que "la colaboración es más importante que la competición". La cofundadora de Saye Marta Llaquet y la cofundadora de Bookabook Emanuela Furiosi han puesto el acento en la digitalización.

Europa debe demostrar que es eficaz

A continuación, el alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Josep Borrell, ha participado en el foro Europa en el mundo. Y, en palabras del exministro español, "Europa solo tendrá influencia en el mundo si demuestra que es un proyecto eficaz". Como lo ha sido, a su parecer, con la compra de vacunas conjunta.

También ha valorado "la actitud combativa y la participación" que tuvieron España e Italia en la negociación de los fondos Next Generation EU. "España e Italia tienen el reto común de mantener el crecimiento económico al mismo ritmo que los países en cabeza de la Unión", ha dicho, y ha lamentado que las economías del sur han sufrido la crisis más profundamente.

El alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell, en el XVIII Foro de Diálogo España-Italia / EUROPA PRESS
El alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell, en el XVIII Foro de Diálogo España-Italia / EUROPA PRESS

El reto de la inmigración

También ha constatado que España e Italia hacen frente al reto de la inmigración, y ha instado a generar una política europea común --aunque ve divergencias entre países-- para enfrentar las crisis humanitarias, así como el propio interés de la Unión Europea.

En este sentido, también ha instado a los países del Mediterráneo a "comprometerse" con un proceso de negociación con Israel y Palestina para evitar otro episodio de violencia. Y ha lamentado que, mientras Europa ha encontrado "la forma de apoyar a su sur", en el ámbito mediterráneo esto no se ha conseguido. De nuevo, España e Italia deben tener un cometido capital y tomar la iniciativa.

España e Italia, fundamentales

En tercer lugar, ha participado el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, bajo el epígrafe La conferencia sobre el futuro de Europa. Ha defendido que ninguna dinámica global "puede prescindir" de la posición europea, y ha advertido de que "no va a ser posible reaccionar a los fenómenos globales sin resolver las desigualdades tan enormes".

En la misma línea que Borrell, ha argumentado que relanzar el camino para conseguir un Mediterráneo de paz dependerá mucho de Italia y España. Aun así, la pandemia ha acelerado la urgencia de revisar el funcionamiento de gobernanza europea, y "no se puede aplazar": "Hemos entendido qué funciona y qué no, cuáles son los mecanismos que obstaculizan el aparato político".

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, en el Foro de Diálogo España-Italia / EUROPA PRESS
El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, en el Foro de Diálogo España-Italia / EUROPA PRESS

Sassoli: "Se acabó prohibir la entrada en Europa"

En cuanto a inmigración y las políticas, Sassoli ha dicho que "es el momento de intervenir con pragmatismo" con una gran iniciativa europea para salvar el mar y una gran dirección de los corredores humanitarios para una redistribución equilibrada que tenga en cuenta las necesidades de los mercados laborales de los Estados miembros.

"Se acabó morir en el Mediterráneo y se acabó prohibir la entrada en Europa. Es el momento de reflexionar sobre la centralidad del Parlamento y la Conferencia sobre el futuro de Europa lo hará", ha añadido. Sassoli también ha defendido que la democracia funciona con mayorías y minorías, y que existe cuando existen las garantías paras las minorías.

Europa pierde la identidad

El presidente de la Comisión sobre Asuntos Constitucionales del Parlamento Europeo (PE), Antonio Tajani, ha tomado el relevo de Sassoli, y ha deseado que España e Italia convenzan a los demás países de la Unión para adquirir "una función más importante" en Europa. Ha defendido que hay una "afinidad natural" que se va a transformar en una cohesión mayor política entre ambos países, porque cuando dividen sus recorridos hay consecuencias negativas para ambos.

Ha criticado que el primer ministro italiano, Mario Draghi, quiere dar prioridad al eje franco-alemán, y ha argumentado que "Europa no puede no pensar en lo que ocurre en el Mediterráneo, en lo que pasa en África". "No hay que dejar en manos de Turquía y Rusia el frente mediterráneo porque sería un fracaso político. Convertirnos en una Europa anglofonizada es perder la identidad", ha dicho, y ha instado a los dos países a defender su historia y modelo cultural.

Todos a una

En la clausura ha intervenido la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, quien ha dicho que la primera tarea de la UE es desplegar "con toda su fuerza" la energía que ha sido capaz sumar y ha llamado a trabajar para mejorar su proyección internacional. "Esta energía no solo es el Next Generation EU, sino el deseo de construir una Europa más fuerte, más mancomunada y más solidaria", ha defendido.

Junto a ella, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación internacional de Italia, Luigi di Maio, ha defendido este sábado que los Next Generation EU se conviertan en "fondos estructurales". Para ello, es capital "superar el desafío de la gestión de esta primera fase de su gestión", para mantener la credibilidad de España y de Italia, pero también de toda la UE.

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, este sábado durante su intervención en el Foro de Diálogo España-Italia en la sede de Foment del Treball en Barcelona / EUROPA PRESS
La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, este sábado durante su intervención en el Foro de Diálogo España-Italia en la sede de Foment del Treball en Barcelona / EUROPA PRESS

España con Italia es más fuerte

El coordinador del foro de diálogo Enrico Letta ha defendido que "el futuro de Europa depende de Italia y España como nunca antes en la historia europea". Y ha advertido de que, si ambos países fracasan en la aplicación de los Next Generation, nunca más habrá en Europa tan grandes inversiones: "La minoría europea que los intentó bloquear tendrá argumentos para hacerlo en el futuro".

Por último, el embajador Alfonso Dastis ha parafraseado al primer ministro de Italia, Mario Draghi, cuando dijo que 'sin Italia no hay Europa, sin Europa hay menos Italia', y ha añadido: "Italia con España es más fuerte en Europa; España con Italia también lo es". "Europa gana más cuando está liderada por cuatro grandes países: Alemania, Italia, Francia y España", ha considerado.

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperacion internacional de Italia, Luigi di Maio / EUROPA PRESS
El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación internacional de Italia, Luigi di Maio / EUROPA PRESS

La relación da valor

El embajador Ricardo Guariglia ha asegurado que los dos países "juntos son una fuerza", y que hay que relanzar las relaciones entre ambos para poder relanzar sus economías. Ha mostrado su satisfacción por la amistad de los países, "que da valor a nivel europeo" y voz al Mediterráneo --ha dicho--, por lo que, cuanto más actúen de forma conjunta, más crecerán los dividendos de Italia y España.

El coordinador del foro Josep Antoni Duran ha asegurado que ha sido gracias al "empeño" de Italia y España que han evolucionado los fondos europeos, y que, si no se gestionan de forma eficaz, dejarán estancados a ambos países.