Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Nueva sede de Convergència en la calle Provença de Barcelona.

Convergència hipoteca su nueva sede para pagar la deuda de CiU

La operación le ha permitido ampliar el vencimiento de un crédito de cuatro a quince años

María Jesús Cañizares
2 min

Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) ha hipotecado su nueva sede con la finalidad de hacer frente a la deuda de 6,8 millones de euros que dejó la federación de CiU. Una deuda de la que se ha desentendido Unió, a pesar de que CDC le reclama el pago de un 25% del total.

Según avanzó Crónica Global, los convergentes están dispuestos a utilizar la vía judicial para reclamar a sus ex socios la parte proporcional de ese pasivo. Mientras, CDC se ha visto obligada a ampliar de cuatro a quince años el vencimiento del crédito pedido a una entidad bancaria. "Nosotros queremos seguir adelante, otros no sé si podrán", explica un alto dirigente de CDC, en alusión a UDC. Las espadas siguen en todo lo alto.

Aval

Para realizar esa operación, CDC ha hipotecado su nueva sede, situada en el número 339 de la calle Provença, cerca del Passeig Sant Joan, que con anterioridad había estado ocupada por la Dirección General de Comercio de la Generalitat. La venta de su emblemático edificio de la calle Còrsega a un fondo de inversión chino le permitió adquirir cómodamente esas nuevas dependencias. Sin cargas, el partido ha podido usarlo como aval para lograr el citado crédito.

Este mismo dirigente insiste en que ese dinero irá destinado a sufragar los 6,8 millones adeudados en concepto de gasto por las elecciones autonómicas de 2012 y las municipales de 2015. "A diferencia de UDC, nosotros tenemos las cuentas saneadas", afirma el citado dirigente. Aunque ya se encarga Unió de recordar las 15 sedes embargadas por orden del juez que investiga el 'caso Palau'. La deuda de los socialcristianos asciende a 16 millones.