Menú Buscar
El consejero de Acción Exterior, Alfred Bosch, responsable de la diplomacia catalana, junto a la consejera de Presidencia, Meritxell Budó / GENCAT

El Constitucional tumba la diplomacia catalana

El Pleno del Alto Tribunal ha acordado por unanimidad suspender el Plan estratégico de Acción Exterior del Govern

3 min

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) por unanimidad ha admitido a trámite el Conflicto Positivo de Competencia promovido por el Gobierno de España en funciones contra la Generalitat respecto al Acuerdo del Govern de 25 de junio, por el que se aprueba el Plan estratégico de acción exterior y de relaciones con la Unión Europea 2019-2022.

El Tribunal suspende la vigencia y aplicación de dicho acuerdo, tras invocar el Gobierno de la Nación el art. 161.2 de la Constitución, desde el día 28 de octubre de 2019, fecha de interposición del conflicto, lo que será comunicado al Presidente de la Generalitat.

El TC suspende el Plan estratégico de Acción Exterior del Govern / CG

Asimismo se ordena dar traslado de la demanda y documentos presentados a la Generalitat para que aporte cuantos documentos y alegaciones considere convenientes.

La incoación del conflicto también se comunicará a la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, por si ante la misma estuviera impugnado o se impugnare el citado Acuerdo, en cuyo caso se suspenderá el curso del proceso hasta la decisión del conflicto.

Los ejes de la diplomacia catalana

El pasado 25 de junio, el consejero de Acción Exterior, Alfred Bosch, presentó el nuevo Plan de su departamento, que "identifica y define las prioridades y los objetivos que marcarán la actuación hacia la Unión Europea y las relaciones exteriores del Govern en el decurso de los próximos cuatro años".

Se articula en cuatro ejes: presencia, excelencia, influencia y compromiso, que se concretan en 15 objetivos estratégicos, de los cuales derivan 41 objetivos operativos sectoriales y un total de 127 actuaciones. Cada objetivo tiene sus correspondientes indicadores de evaluación.

El documento refuerza las relaciones de Cataluña con la Unión Europea y con el resto del mundo, así como con los organismos internacionales. Por primera vez, el Plan recoge la participación del Govern en instituciones y órganos de la Unión Europea, organismos internacionales y redes territoriales. Además, reafirma el compromiso con los objetivos de la Agenda 2030 para el desarrollo sostenible.

Tenemos que hacer de Cataluña un actor conocido y reconocido en todo el mundo, con más incidencia en todos los ámbitos, y un referente de paz, democracia y solidaridad”, dijo el consejero Bosch.