Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont / EFE

El Constitucional rechaza el recurso de Puigdemont contra dos magistrados

El tribunal considera que los dirigentes del 'procés' pretenden paralizar el funcionamiento de su jurisdicción

4 min

El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha rechazado por unanimidad el último intento de varios de los dirigentes secesionistas condenados y procesados por el procés de recusar a los magistrados Enrique Arnaldo y Concepción Espejel.

Hace un mes, el tribunal de garantías desestimó las 33 recusaciones planteadas, entre otros, por el expresidente de la Generalitat fugado Carles Puigdemont y el exvicepresidente Oriol Junqueras, quienes alegaron falta de imparcialidad sustentada en supuestos vínculos con el PP, el partido que les propuso como magistrados para el TC.

Diez recursos rechazados

El Pleno ha vuelto ahora a cerrar filas con Arnaldo y Espejel al rechazar los diez recursos de súplica y las solicitudes de aclaración contra su auto del pasado 15 de diciembre.

El Pleno ha dictado un nuevo auto en el que considera que las recusaciones se formulan de forma genérica, mediante escritos idénticos, sin argumentar la vinculación de las causas de recusación invocadas con el objeto del proceso, y sin que estas tengan encaje en esas causas.

Además, recuerda que la necesaria pluralidad de perspectivas jurídicas que confluyen en sus deliberaciones y decisiones, en estrecha correspondencia con el pluralismo político, se convierte en una seña de su propia identidad, y no en un condicionamiento negativo que afecte a su imparcialidad.

"Imparcialidad"

Asimismo, se reitera que el carácter insustituible de los magistrados que conforman el tribunal debe llevar a que su composición debe preservarse frente a los intentos de paralizar el funcionamiento de la jurisdicción constitucional.

En su primer escrito, Puigdemont y los exconsellers Clara Ponsatí, Lluís Puig y Toni Comín plantearon la recusación de Espejel y Arnaldo por carecer de la "imprescindible imparcialidad" para resolver sus recursos, fundamentalmente sus vínculos con el PP, que fue el partido que propuso su nombramiento y cuyo Gobierno impulsó "la persecución política" de los recurrentes.

Críticas a Arnaldo y Espejel

En el caso de Enrique Arnaldo, además de su proximidad al PP, denunciaron su presunta animadversión hacia los recusantes, su toma de posición previa sobre los asuntos que son objeto de recurso de amparo en libros y artículos periodísticos, y en su "pública" relación de amistad "íntima" con los magistrados del Supremo que juzgaron el procés Manuel Marchena y Antonio del Moral.

De Espejel señalaron que ya fue apartada de la Gürtel por supuesta afinidad con el PP y añadieron que presidió el juicio al mayor de los Mossos Josep Lluís Trapero, quien resultó absuelto con el voto particular en contra de Espejel, que consideró que debía haber sido condenado por sedición

De esta manera, el pleno del tribunal de garantías ratifica su decisión de que ambos magistrados, nombrados en la última renovación, puedan conocer de asuntos relativos al procés secesionista de Cataluña.