Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Macel Vivet, condenado por agredir a un mosso y colaborador de Catalunya Ràdio / CATALUNYA RÀDIO

El 'conseller' de Interior celebra que el radical que agredió a un mosso no entre en la cárcel

Joan Ignasi Elena (ERC) se alegra de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) rebaje la condena a Marcel Vivet, colaborador de Catalunya Ràdio

5 min

El conseller de Interior de la Generalitat de Cataluña, Joan Ignasi Elena (ERC), ha celebrado este jueves que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) haya rebajado la pena de cinco años de prisión a uno y medio al radical ultranacionalista Marcel Vivet por desórdenes públicos y atentado a un mosso d'esquadra durante una protesta secesionista en 2018 contra una marcha de la asociación policial Jusapol en Barcelona.

Así lo ha expresado el dirigente del Govern catalán durante su declaración posterior a la Junta de Seguridad Local de Badalona (Barcelona), en la que ha manifestado que "me alegro mucho de que la pena final se parezca bastante a la petición y a la rebaja que hizo la consejería a las demandas de la acusación a Marcel Vivet".

La sentencia del TSJC revoca en parte la dictada por la Audiencia de Barcelona y sólo le pide seis meses de cárcel por un delito de atentado y a un año por desórdenes. Al ser una condena de menos de dos años de cárcel y no tener antecedentes, Vivet previsiblemente no entrará en prisión por esta causa.

Elena veía "desproporcionada" su condena

En la Comisión de Interior del Parlament de este miércoles, el secretario general de la Conselleria de Interior, Oriol Amorós (ERC), había dicho que en la sentencia de Marcel Vivet "la desproporción en la acusación es evidente".

Joan Ignasi Elena, 'conseller' de Interior / EUROPA PRESS
Joan Ignasi Elena, 'conseller' de Interior / EUROPA PRESS

Por su parte, Elena explicó que al principio querían imponerle una pena de 4 años, 9 meses y un día de prisión, pero más adelante formalizaron un recurso de apelación porque entendían que "la condena resulta desproporcionada en una evaluación global de los hechos".

Golpeó y lesionó a un policía

Además, el TSJC ha impuesto a Vivet una multa de 180 euros por lesiones leves al policía antidisturbios en la muñeca, al golpearlo con el palo de una bandera. Inicialmente la Audiencia de Barcelona le multó con 600. Por otro lado, mantiene la indemnización de 1.500 euros para el agente. A consecuencia del golpe de Vivet, el agente sufrió una lesión por la que estuvo de baja 24 días.

La nueva sentencia sostiene los mismos delitos, pero dejan fuera del fallo el agravante de usar un objeto peligroso --el palo de la bandera-- que sí apreció el primer tribunal. Para aplicar este agravante, según el TSJC, debe haber una “mayor peligrosidad objetiva por el uso de armas u otros objetos peligrosos. O violencia potencialmente peligrosa para la vida de las personas o que pueda causar lesiones graves”. Los jueces señalan que el objeto que llevaba Vivet se rompió durante la manifestación, lo que podría “evidenciar su fragilidad”. Y recuerdan que el mosso denunciante no recibió golpes en ninguna zona vital. 

Colaborador de Catalunya Ràdio

Desde que fue condenado, Vivet ha recibido muestras de apoyo de parte del secesionismo gobernante en Cataluña, e incluso fue incorporado como colaborador en un medio público de la Generalitat como Catalunya Ràdio, en cuyo programa El Matí participa como tertuliano desde septiembre de 2021.

Sus exabruptos ultranacionalistas --"que reviente España", llegó a decir, por ejemplo, en un vídeo en sus redes sociales para felicitar 2022-- no han supuesto obstáculo alguno para seguir disponiendo de tal prebenda. Ni tampoco sus insultos y acusaciones sin fundamento contra la policía autonómica, de la que en ese mismo vídeo decía que "hay grupos organizados de extrema derecha y españolistas dentro del cuerpo de los Mossos d'Esquadra". 

En el pasado, el condenado formó parte de Guanyem Badalona en Comú --la lista de la candidata de la CUP Dolors Sabater a la alcaldía de Badalona. Además, también ha estado vinculado a La Forja, una organización satélite de la CUP.