Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Aurora Madaula y Toni Castellà (CxRep) en la presentación de la campaña de objeción fiscal 'Prou monarquia' en la declaración de la renta / CONSELL PER LA REPÚBLICA

El 'parlamento fake' de Puigdemont vuelve a promover la objeción fiscal en el IRPF

El posconvergente Antoni Castellà dice que la campaña del Consell per la República no es ilegal, pero reconoce que Hacienda puede embargar y cobrar intereses

Ricard López
4 min

Carles Puigdemont vuelve a la carga con sus campañas para promover la desobediencia fiscal. El Consell per la República (CxRep) --ente secesionista creado y presidido por el prófugo, que pretende ejercer como una suerte de parlamento fake paralelo-- ha presentado este lunes su iniciativa Prou Monarquia, que llama a practicar la "objeción fiscal" en la declaración de la renta frente a la Casa Real, la Guardia Civil, la Policía Nacional y la institución judicial. A cambio, propone destinar los recursos objetados a su Fons Republicà d'Acció Solidària (Fras), impulsado desde el propio CxRep.

"Con la desobediencia fiscal, lo que necesitamos es seguir desgastando al Estado español, confrontando la monarquía española, que es heredera del franquismo, corrupta, que no nos representa y es represora", ha manifestado en declaraciones a los medios la diputada de JxCat --mismo partido del prófugo-- y dirigente de CxRep Aurora Madaula, que también ha apuntado que la campaña incluirá asesoramiento de la Coordinadora de Abogacía de Cataluña para quien lo necesite.

"Desgaste reputacional del Estado"

Otro dirigente del CxRep, el también posconvergente Antoni Castellà, ha afirmado que la objeción fiscal no es ilegal, sino alegal, y ha explicado los pasos a seguir para practicarla, con el fin de "hacer pedagogía y preparar a la ciudadanía para el ejercicio de una herramienta tan potente en la historia del mundo como la objeción fiscal, que comporta un desgaste reputacional del Estado".

Los recursos que se dediquen al Fras --al que consideran una "oenegé"-- se destinarán a dotar de "estabilidad y robustez financiera la estrategia de avance hacia la plena materialización de la República", sostiene el CxRep en un comunicado.

Desobediencia a España

La campaña en cuestión ha sido dada a conocer por estos dos dirigentes secesionistas delante de la delegación de la Agencia Tributaria en Cataluña, situada en la plaza Letamendi de Barcelona.

Ambos líderes, que dicen ser "consellers en funciones del Govern del CxRep", han defendido la utilidad de llevar a cabo una objeción fiscal por parte de la ciudadanía y, acompañados de una decena de socios de esta entidad sin legitimidad representativa, han puntualizado que el objetivo "es preparar a la ciudadanía" para ejercer actuaciones de desobediencia al Estado.

Embargos con intereses y otros problemas con Hacienda

Castellà ha indicado que la objeción fiscal que propone el Consell per la República puede hacerse por una cuantía de entre 10 y 300 euros como máximo en la declaración del IRPF, y ha recalcado que, "no se trata de una evasión fiscal, sino de una objeción", y que si Hacienda presenta algún requerimiento, se pueden presentar alegaciones.

"Como máximo Hacienda podría embargar el dinero no ingresado más los intereses", ha indicado este dirigente de la antigua CiU cuya actual formación, Demòcratas, está integrada como coalición en las listas de JxCat.